El Gobierno evalúa medidas para fomentar las exportaciones y alcanzar los US$85.000 millones en 2022

Crédito: Cancillería
Alan Soria Guadalupe
(0)
24 de agosto de 2020  • 15:33

Con el objetivo de atraer divisas, el Gobierno evalúa la viabilidad de una serie de medidas que permitan agilizar las exportaciones y generar acuerdos comerciales con otros países. El plan es lograr que la Argentina vuelva a garantizar el ingreso de al menos 85.000 millones de dólares en dos años.

"Argentina llegó a exportar 85.000 millones de dólares y era una Argentina menos deprimida, con bastante menos deuda y con otro mundo. Se puede volver a exportar eso. 20.000 millones de dólares más solucionarían una gran cantidad de problemas que hoy tenemos y que provocan una gran cantidad de limitantes", dijo a LA NACION el canciller Felipe Solá.

"Hay que tener presente el equilibrio fiscal y la necesidad de financiamiento en este contexto, pero está sobre la mesa [la toma de medidas]", dijo a LA NACION el subsecretario de Promoción del Comercio e Inversiones, Pablo Sívori.

Si bien aún todavía no está definido cuáles serán esas medidas, el funcionario confirmó las conversaciones con el Consejo Agroindustrial Argentino, que presentó un plan para alcanzar los US$100.000 millones en exportaciones en los próximos diez años. "Hay planteos de estabilidad fiscal y otros incentivos. Son temas de estudio que estamos dispuesto a escuchar, atender y ver la viabilidad de concretar", agregó.

La Casa Rosada definió al comercio exterior como una de las prioridades para la recuperación económica en la era pospandemia. La Casa Rosada incluso creó un gabinete temático específico para el área, que depende del Ministerio de Relaciones Exteriores y que se reúne este lunes.

Entre las medias previstas figura la concreción de acuerdos similares al que se firmará con China para la llegada de inversiones de ese país destinadas, junto a capitales nacionales, a la producción de carne porcina para abastecer el mercado chino."Se trata de un esquema que va más allá de la compra-venta: es una perspectiva más compleja que llevará a una matriz exportadora que consolide el valor agregado", indicó Sívori. Los países de África podrían ser los próximos en llegar a una cuerdo de similar estructura.

El Centro de Economía Internacional (CEI) de la Cancillería, que basó el informe en datos del Fondo Monetario Internacional (FMI), estima que el mundo crecerá en promedio un 2,89% anual en los próximos diez años y que el empuje de ese crecimiento provendrá de oriente. India, China, Pakistán, Filipinas e Indonesia encabezan el listado.

Asia proyecta un crecimiento del 4,4%, por encima de África (3,5%), América Latina y el Caribe (2,9%), Norteamérica (2,1%) y La Unión Europea (1,4%).

La estimación es que los países en desarrollo lleguen a concentrar en ese plazo la mitad del consumo mundial, al tiempo que su comercio exterior representará el 50% del comercio total (hoy es el 40%).

Además de Asia, el Gobierno prevé que serán de importancia los mercados de África Subsahariana y los países en desarrollo de Europa, incluyendo Rusia.

"Nosotros tenemos una muy buena relación con el mercado americano, con el mercado europeo, también en el Mercosur. También tenemos una fuerte relación en los últimos 20, 25 años con China. Pero tenemos muy poca presencia en África, en el Magreb, en el mundo árabe, en la India, en Tailandia, en Indonesia, en Camboya, en Laos, en Vietnam. Hay muchos espacios del mundo en los que no estamos y tenemos que estar", indicó el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme.

Las claves para la entrada de los productos argentinos en estos países va más allá del crecimiento de sus economías, sino que también el influye el crecimiento en un ritmo elevado de la clase media, la mudanza a las grandes urbes, la revolución digital -que afecta el consumo la producción global al sumarle valor agregado- y el crecimiento de la demanda de recursos naturales.

Jorge Neme, secretario de Relaciones Económicas Internacionales
Jorge Neme, secretario de Relaciones Económicas Internacionales

El informe complementa el anuncio reciente de Solá sobre las 242 oportunidades comerciales que se encontraron en 62 países por efecto de la pandemia de coronavirus en el abastecimiento de alimentos o en el nivel de producción. Ante cámaras empresariales con interés exportador, el canciller instó, junto a Neme y Sívori, a hacer uso de esas oportunidades en el "corto plazo".

El Gobierno identifica en Asia que las mayores oportunidades de exportación están en productos derivados de la industria láctea -como la leche en polvo, los quesos y el lactosuero- carnes, productos de la pesca, miel, fruta fresca, vinos, semillas y minerales. Además, se ve un interés creciente por "aceites suaves" como los de soja y girasol frente al aceite de palma, que es el principal consumido y comercializado en esa región.

En ese sentido, en los últimos años se vio un crecimiento de comercios privados vinculados a la gastronomía argentina en países como Tailandia, Vietnam e Indonesia, que para la Cancillería pueden ser "canales de promoción" para ubicar otros productos regionales.

La incorporación de la tecnología en los sistemas productivos es, en tanto, uno de los puntos fuertes que se identificaron en África. Además de una mayor demanda en alimentos, se prevé que se pueda exportar hacia allí maquinaria agrícola, bienes de capital para la industria alimenticia, medicamentos, bienes para la industria petrolera y productos del sector automotor.

Por su parte, la Cancillería prevé que América Latina exista un potencial para la exportación de manufacturas de origen industrial, como bienes de capital para la industria alimenticia, material eléctrico, productos automotores y de los sectores de la construcción y la salud, entre otros. Vino, aceite de oliva y bienes de confitería/panadería también figuran entre las prioridades.

El escenario es similar para Medio Oriente, donde se prevé un crecimiento potencial de la demanda en manufacturas de origen industrial y agropecuario, como leche en polvo, quesos, miel, manzanas, peras, productos a base de cacao y preparaciones a base de frutas y hortalizas.

La apuesta al comercio exterior tiene parte de su explicación en el espacio que la Argentina ocupa hoy en las importaciones de otros países y regiones. La Cancillería ve potencial para aumentar el porcentaje de productos locales en las importaciones agropecuarias e industriales en África (5,5% y 0,7%), en los países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (6% y 0,03%), China (2,4% y 0,05%), India (7% y 0,02%), Medio Oriente (3% y 0,05%), la Unión Europea (1,3% y 0,05%), Rusia (2,4% y 0,05%), Estados Unidos (1,1% y 0,1%) y Canadá (0,6% y 0,3%).

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.