Falleció Martina, el obispo castrense

Ocupó el cargo durante once años
Ocupó el cargo durante once años
(0)
31 de agosto de 2001  

En la catedral Stella Maris, del obispado castrense, se efectuó ayer el sepelio de monseñor Norberto Martina, que estuvo a cargo de esa jurisdicción eclesiástica desde 1990 hasta su muerte, acaecida el martes último por la noche, pocos días antes de cumplir 70 años.

Asistió el presidente de la Nación, Fernando de la Rúa, con sus ministros de Defensa, Horacio Jaunarena, y de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Adalberto Rodríguez Giavarini.

El arzobispo de Buenos Aires, cardenal Jorge Bergoglio, presidió una misa concelebrada con el cardenal Juan Carlos Aramburu -arzobispo emérito porteño, de 89 años-, otros nueve obispos y unos 70 sacerdotes.

Un profundo silencio se hizo en el templo mientras entraba la fila de concelebrantes y tocaban a rebato las campanas de la catedral.

En la segunda fila se hallaban los jefes de Estado Mayor del Ejército, teniente general Ricardo Brinzoni; de la Armada, almirante Joaquín Stella, y de la Fuerza Aérea, brigadier general Walter Barbero, y los jefes de la Gendarmería, comandante general Hugo Miranda; de la Prefectura, prefecto general naval Juan José Beltritti, y de la Policía Federal, comisario general Rubén Santos.

Nacido en San Lorenzo, Santa Fe, en 1931, Martina ingresó en la Orden Franciscana a los 17 años. Se ordenó sacerdote en Rosario, en 1956. En Formosa fue vicario general de la diócesis y capellán militar durante muchos años; para llegar a los lugares de difícil acceso, se hizo piloto civil.

Pasión por las montañas

Monseñor Luis Mecchia recordó ayer su pasión por las montañas (trepó el Lanín, parte del Aconcagua), que le ganó prestigio en el ámbito militar.

Martina gestionó ante el gobierno argentino la actualización del acuerdo con la Santa Sede para la atención espiritual de las Fuerzas Armadas. Hasta que se designe un sucesor asumió como administrador apostólico del obispado castrense el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Bergoglio.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.