Maniobra. Funcionarios de Industria reparten subsidios a sus propias empresas