Hoy, aunque en menor medida, continuaron los saqueos

Desde la Capital Federal, pasando por el conurbano bonarense, Mar del Plata y las provincias de Córdoba, Corrientes, Tucumán y Neuquén; las calles se vieron nuevamente habitadas por saqueadores y fuerzas de seguridad que intentaban detenerlos. En tanto, en Santa Fe aún no se registraron incidentes
(0)
20 de diciembre de 2001  • 14:13

En la Capital Federal

Un grupo de personas comenzó a formar fila esta mañana frente a un supermercado en el barrio de Palermo, ubicado en Bulnes y Mansilla, a la espera de que le entreguen bolsas de comida.

En tanto, en el barrio de San Telmo los comerciantes comenzaron a cerrar sus negocios este mediodía cuando arribaron en la zona tres camiones repletos de manifestantes que portaban palos.

En el conurbano

Al menos veintidós comercios fueron saqueados entre la noche y la madrugada en el conurbano bonaerense, donde se produjeron cuatro muertos y cerca de un centenar de heridos.

Otros quince intentos de saqueos fueron controlados por la policía en el primer y segundo cordón bonaerense.

Los muertos, dos de ellos menores de entre 14 y 15 años, se produjeron en La Matanza, Merlo y San Francisco Solano.

La policía informó que la ola nocturna de saqueos se registraron entre las 21 de anoche y las 5 de la mañana de hoy en los partidos bonaerenses de San Nicolás, San Isidro, Morón, Merlo, San Martín, Lomas de Zamora, Esteban Echeverría, Quilmes, Pilar, Campana, La Matanza, Hurlingham y en la localidad de Villa Tessei.

Esta madrugada, vecinos de los partidos de Ensenada, Presidente Perón y La Plata intentaron saquearon algunos supermercados y comercios minoristas.

Durante esos episodios, siete policías y dos civiles resultaron heridos, y se detuvo a 20 personas.

En Guernica -Presidente Perón- la policía arrojó gases lacrimógenos y balas de goma para evitar el asalto a dos supermercados.

Abordan camiones en Campana

En tanto, manifestantes saqueaban pasadas las 11 a camiones cargados con mercaderías sobre la ruta nacional 9 a la altura de la cuidad bonarense de Campana, según informó el vocero de la Dirección Nacional de Vialidad (DNV), Ernesto Arriaga.

Según Arriaga, los saqueos se producían sobre el kilómetro 76 a "dos o tres camiones" cargados con mercaderías.

En La Plata

Unos ciento cincuenta desocupados de la Corriente Clasista y Combativa (CCC) de distritos del sur del Gran Buenos Aires negociaron hoy con autoridades de un supermercado Disco local la entrega de 80 bolsas con alimentos para asistir a familias carenciadas.

Las tratativas se desarrollaron horas después de que varios supermercados de esta capital provincial y sus partidos vecinos fueran asaltados por desocupados.

En Ringuelet -La Plata-, ocupantes del barrio La Favela, levantaron la cortina de comercios minoristas con intención de saquearlos, pero fueron controlados por las fuerzas de seguridad.

En Ensenada, habitantes de Villa Catela sí saquearon supermercados de la zona, pero luego fueron controlados por las fuerzas de seguridad, que logró detener a algunos saqueadores.

En Córdoba

Seis comercios fueron saqueados durante esta madrugada en distintos barrios periféricos a la capital provincial mientras que un policía resultó herido de un balazo al frustrar ingreso de casi un centenar de personas a un hipermercado de la zona.

La Jefatura departamental de Córdoba informó que los comercios saqueados en las últimas horas fueron una panadería de Corro al 400, un minimercado de Corro al 2300, un centro de abastecimiento del barrio "Los Alamos", Un mercado del barrio, donde hubo 10 personas detenidas.

También fueron asaltados una zapatería de Donato Alvarez al 8100, donde la policía detuvo a tres personas, un minimercado ubicado en la esquina de aviador Kinley y Santibañez del barrio "San Roque".Durante el intento al hipermercado Carrefur, de Colón al 5000, fue herido de un balazo el agente Jorge Ceriatti, integrante de la Guardia de Infantería que fue trasladado al Policlínico Policial.

En Corrientes

Un muerto y al menos nueve heridos, entre ellos dos policías, fue el saldo de la ola de saqueos que se produjeron anoche y prosiguieron en la madrugada de hoy en esta capital, en medio de enfrentamientos con armas de fuego entre indigentes y policías, situación que desbordó la capacidad de reacción de las fuerzas de seguridad.

En tanto, un joven identificado como Ramón Alberto Arapí murió como consecuencia de un disparo de itaka recibido de policías que patrullaban el barrio Nuevo de esta capital, mientras la víctima "tomaba (una bebida) tereré en la vereda junto a sus amigos", según denunció su hermana esta mañana en declaraciones radiales.

En tanto, varios supermercados, una decena de almacenes de barrio, una farmacia y otros comercios de diversos rubros fueron atacados por grupos de enardecidos de habitantes de villas de emergencia que se apropiaron o destruyeron todo lo que encontraron a su paso entre las 22 de ayer y las dos de la madrugada de hoy en distintos puntos de la ciudad.

En Tucumán

Los saqueos a supermercados en distintas zonas de Tucumán se sucedieron hasta la madrugada de hoy, en tanto que esta mañana la capital estaba fuertemente vigilada por la policía y gran cantidad de negocios no abrieron sus puertas, mientras el gobierno se reunión con distintos sectores en procura de acordar las formas de frenar el caos generado en las últimas horas.

Por otra parte, esta mañana pobladores de barrios próximos al centro capitalino volvieron intentar saquear negocios de venta de alimentos, generando algunos incidentes menores.

El gobernador Julio Miranda llamó anoche a "preservar la paz social", mientras se sucedían los saqueos y los enfrentamientos entre desocupados y la policía.

En tanto, el Comité de Crisis provincial realizaba esta mañana una reunión de emergencia en la Casa de Gobierno, con la participación de todo el gabinete, de los responsables de las fuerzas de seguridad apostadas en Tucumán, de empresarios y dirigentes sociales, con el objetivo de coordinar las formas de frenar la situación de caos generada ayer cuando, como en otros puntos del país, se produjeron saqueos e incidentes.

En Neuquén

Unas 300 personas que intentaron saquear un supermercado de la capital neuquina fueron reprimidos por la policía, lo que desencadenó una batalla campal en la zona, ya que los manifestantes respondieron lanzando piedras contra los efectivos.Los incidentes se produjeron esta tarde frente al hipermercado Jumbo, que era custodiados por policías.

Cuando un grupo de manifestantes intentó ingresar al lugar se inició la represión con balas de goma y gases.El grupo se dispersó, en un principio, pero luego arremetió contra los efectivos lanzando piedras y palos, lo que generó una batalla campal en los alrededores del local comercial.

En Santa Fe

Si bien no se habían registrado hoy nuevos ataques a comercios en Santa Fe, las principales ciudades eran fuertemente custodiadas por la policía, mientras los gobiernos provinciales y municipales repartían comida en las barriadas más pobres en procura de evitar nuevos saqueos.

En tanto, dos personas heridas durante los desmanes de ayer permanecían en grave estado atendidas en un hospital de Rosario.

El último incidente se produjo esta mañana cuando lo poco que quedaba de un supermercado situado en Oroño al 4.100 de Rosario, que había sido saqueado ayer, fue llevado por un grupo de personas que se retiraron del lugar sin generar incidentes.

En tanto, en Santa Fe había retornado la calma, pero la policía vigilaba las principales calles y negocios y lo mismo ocurría en Rosario.

En Mar del Plata

Más de medio centenar de personas saquearon esta madrugada un minimercado en las afueras de Mar del Plata.

Durante la madrugada, tres hombres ingresaron al local de la cadena de minimercados "Ahorro Fácil", situada en Berutti y calle 186, donde solicitaron la entrega de mercaderías para unas 60 personas, entre las que había numerosas mujeres y chicos, que aguardaban afuera.

Ante la negativa de los encargados, todos los que reclamaban alimentos ingresaron y comenzaron a llenar bolsas con alimentos frescos y envasados ante la mirada de asombro de los clientes.Numerosos testigos dijeron que los manifestantes cargaron las bolsas sólo con alimentos de primera necesidad, sin tomar otra mercadería, ni siquiera bebidas alcohólicas. Luego, en orden, sin que se registrara violencia física ni destrozos, se retiraron.

Fuente: DyN

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.