La Justicia pidió el desafuero de Aragonés

Es para indagarla por supuesta estafa
Gustavo Carabajal
(0)
27 de febrero de 2004  

Mercedes Marina Aragonés de Juárez, la gobernadora de Santiago del Estero, depende del apoyo de 29 diputados provinciales del juarismo para no ir presa.

Ayer, el juez federal de la capital provincial, Angel Jesús Toledo, envió a la Legislatura provincial el pedido de desafuero de la gobernadora para poder indagarla por su presunta responsabilidad en el delito de estafa al Estado nacional por 505.717,99 pesos, con el cobro indebido de jubilaciones.

Según fuentes judiciales, el magistrado hizo lugar al pedido formulado por la fiscal federal Cecilia Indiana Garzón, que, además de la esposa del caudillo justicialista Carlos Arturo Juárez, involucró en la supuesta estafa, por 20.000.000 de pesos, a otros 28 funcionarios provinciales.

Ahora, el destino de la gobernadora quedó en manos de los diputados provinciales, donde el oficialismo tiene mayoría propia. Varios de los legisladores que deben decidir si aceptan o rechazan el pedido de desafuero figuran como coimputados de "Nina" Juárez en dos causas penales que se investigan en la justicia federal. El diputado provincial Angel Bagli, presidente de la bancada de legisladores oficialistas, puso la cara por la gobernadora y anunció que sus colegas rechazarán la solicitud de Toledo.

"En la causa Anses no existe transgresión a ninguna disposición legal por parte de la señora gobernadora, porque su desempeño está encuadrado perfectamente dentro de los dispositivos legales previsionales", dijo el legislador.

El pedido de desafuero será tratado el lunes próximo, durante la primera sesión ordinaria de la Legislatura provincial. Allí, el juarismo tiene mayoría propia, debido a que 29 de los 50 diputados responden a la gobernadora. Pero seis de esos 29 legisladores aparecen como coimputados de "Nina" Juárez en la causa por presunta defraudación. Se trata de Eva Leyla Peralta, Pastora del Valle González, Felipa Amalia Montenegro, María Isabel Zavaleta, María Cristina Cieri y Román Remigio Cano.

Además, Bagli figura como acusado junto la gobernadora, el presidente de la Legislatura, Carlos Salido y otros 12 diputados provinciales en la causa en la que el juez Toledo investiga el ataque contra la casa del diputado nacional (PJ) José Oscar Figueroa, ocurrido en julio de 2002.

Esto significa que por lo menos 18 de los 29 diputados oficialistas que votaran a favor de rechazar el pedido de desafuero de la gobernadora están acusados en causas que investiga la justicia federal.

"Incompatibilidad"

"Existe incompatibilidad jurídica y moral en los diputados acusados para votar en la sesión en la que se tratará el pedido de desafuero de la gobernadora. Deberían excusarse o no presentarse en recinto", dijo el diputado provincial Manuel Yorbandi, uno de los seis legisladores que hace 14 días se apartaron del oficialismo para formar el Frente por la Victoria, alineado con el presidente Néstor Kirchner.

Otras fuentes de la Legislatura provincial indicaron que antes de tratar el pedido de desafuero de "Nina" Juárez se debatirá si los diputados imputados junto con la gobernadora tienen derecho de votar.

A raíz de la crisis política que provocó el paulatino derrumbe del juarismo, la gobernadora y su esposo anunciaron que, hoy al mediodía, dirigirán un mensaje a la población.

"El mejor mensaje que podría pronunciar la gobernadora Aragonés de Juárez es anunciar su renuncia, porque la situación es apremiante y caótica en la provincia", señaló el ex legislador provincial por el justicialismo Carlos Alfredo Anauate, detenido por su presunta participación en el doble crimen de La Dársena.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.