La piquetera señalada por el ataque a Morales admitió que recibe fondos del Gobierno y cuestionó al senador

Milagro Sala indicó a lanacion.com que la agrupación que lidera maneja recursos de Desarrollo Social y Planificación; señaló que sus integrantes no participaron de la agresión al presidente de la UCR y negó utilizar armas; críticas al legislador jujeño
Lucrecia Bullrich
(0)
20 de octubre de 2009  • 00:28

Milagro Sala apeló a una amplia batería de duras acusaciones para replicar a los embates de Gerardo Morales. La mujer, señalada por la agresión que el senador radical sufrió el viernes pasado en Jujuy, reiteró que no participó del escrache e incluso negó que la agrupación de desocupados que lidera haya estado en el lugar de la protesta. Aseguró, en cambio, que el presidente de la UCR la ataca "para posicionarse políticamente" y la usa como "chivo expiatorio". También negó que use armas, algo que coinciden en asegurar sus detractores.

Sí admitió, en diálogo telefónico con lanacion.com, que Tupac Amar, la organización que encabeza en Jujuy, recibe fondos del Gobierno y afirmó que su manejo es "absolutamente transparente".

"El viernes yo no estuve. Estaba a 60 kilómetros de donde pasó todo, en la localidad de Monterrico", reiteró la dirigente en un nuevo intento por tomar distancia de los disturbios en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la capital provincial donde Morales tenía previsto disertar. "Tampoco estaba la Tupac Amaru, sino compañeros del Mocaju [Movimiento Campesino Jujeño]", añadió.

"Desquite". En este punto, comenzó la embestida contra el presidente de la UCR. "Lo de Morales es lamentable. No tiene con quién desquitarse y se la agarra con nosotros. Nos está usando como chivo expiatorio y para posicionarse políticamente como la oposición más dura", lo acusó.

Esta mañana, el senador había cuestionado con dureza a organizaciones piqueteras, aunque sin dar nombres. "Hay dirigentes que utilizan a familias pobres, las llevan a confrontar, a hacer cortes, piquetes. Si no hacen eso, les quitan los planes, les quitan hasta las viviendas que construyen cooperativas", había advertido.

Sala interpretó las palabras del radical como un ataque personal y retrucó: "Morales miente. No es cierto que usemos a los pobres. A los pobres se los usa en las elecciones y eso lo hacen los candidatos. Acá nosotros no somos candidatos a nada. El candidato es Morales", lanzó.

La dirigente explicó entonces cómo es su vínculo con el gobierno de Cristina Kirchner. "Nosotros recibimos fondos para construir centros integrales comunitarios y viviendas. Firmamos convenios con el municipio, que antes los firma con el gobierno provincial", precisó.

Recursos. Detalló que, en lo que va de 2009, Tupac Amaru recibió fondos del Ministerio de Desarrollo Social, que comanda Alicia Kirchner, para construir nueve centros comunitarios en la provincia, a razón de 300.000 pesos para cada uno, es decir, un total de $ 2.700.000 millones.

Aseguró además que su relación con la hermana de Néstor Kirchner "es muy buena" y añadió: "La veo cada vez que viene a la provincia para actos que tienen que ver con la asistencia a las agrupaciones. Todo eso es público y no tengo nada que ocultar".

Los recursos que recibe Tupac Amaru se completan, siempre según el detalle que dio Sala, con una partida de 7 millones de pesos del Ministerio de Planificación Federal, que conduce Julio De Vido. "No son 10 millones, como dice Morales. Son 7 millones que salen del programa de emergencia habitacional y que nosotros usamos de manera absolutamente transparente para construir viviendas. El municipio nos entrega cheques en la medida en que vamos cumpliendo con las distintas etapas, así que no hay manipulación", buscó defenderse.

Sala, una antigua afiliada del PJ que rompió con el partido y se acercó a la CTA, negó ser kirchnerista. "No estoy ni a favor ni en contra del Gobierno. Acompañamos cuando hacen las cosas bien y cuando no, no", dijo.

Hacia el final, también negó tener o usar armas. "No uso armas. Nuestra única arma revolucionaria es el horno de barro, la lucha por el trabajo y los derechos de todos los compañeros", concluyó.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?