La UCR exigió recuperar el papel de partido gobernante para hacer cambios

Rozas dijo que su fuerza se convertirá en protagonista principal de la concertación
Orlando Andrada
(0)
16 de diciembre de 2001  

CORDOBA.- La flamante conducción del radicalismo que encabeza el chaqueño Angel Rozas afrontó un duro plenario nacional de dirigentes que hizo catarsis sobre la crisis y formuló severos cuestionamientos a la administración del presidente Fernando de la Rúa. Pero, a la vez, reivindicó la necesidad de recuperar su rol de partido gobernante.

"Los radicales tenemos la responsabilidad de gobernar la Nación y si tenemos diferencias con el gobierno nacional debemos asumirlas e intentar corregir los errores. No nos alcanza con decir que estamos en contra, tenemos que tratar de cambiar el rumbo si es que lo creemos necesario. Somos el partido del Gobierno y el Gobierno tiene que entender que es el Gobierno del partido", afirmó Rozas.

Asimismo, aseguró que "el radicalismo se convertirá en protagonista principal de la concertación nacional que deberá establecer conceptos básicos para fijar políticas de Estado y con la participación del Congreso".

Dijo que insistirán cuantas veces sea necesario ante el Presidente o sus funcionarios "para intentar corregir lo que nosotros entendemos en nombre del radicalismo argentino que son rumbos equivocados".

Y en ese aspecto fue enfático: "No vamos a aceptar ciegamente ni los dictados del Fondo Monetario ni los dictados de Cavallo. No tenemos compromiso con nadie que no sea con la UCR y el pueblo argentino".

Tras el plenario se firmó un documento que se ubicó en los mismos lineamientos que las declaraciones de Rozas al rechazar de plano la dolarización de la economía y una eventual devaluación del peso. Sin nombrar directamente el ministro de Economía, el documento de la UCR señala que "cada error de diagnóstico y de gestión de la economía va seguido por actos que agravan aún más la situación anterior. En este momento de crisis un ala del neoliberalismo nos propone profundizar la recesión y seguir destruyendo el capital nacional".

En este sentido, el propio titular de la UCR señaló que el radicalismo estudia alternativas para "atacar las consecuencias negativas de la convertibilidad".

Reveló que De la Rúa le expresó ayer, telefónicamente, que su gobierno "está de acuerdo con la posición sostenida por el presidente de la UCR".

El gobernador chaqueño puso freno al embate de los sectores progresistas que castigaron sin piedad al gobierno de De la Rúa y de los que lo defienden a ultranza. "No vamos a asociarnos a aquellos radicales extremistas que quieren la ruptura con el gobierno nacional, pero tampoco vamos a estar al lado de algunos radicales llamados vulgarmente "talibanes" que creen que tenemos que ser un oficialismo con vendas en los ojos."

Precisamente, desde el sector crítico de la UCR, los más fuertes cuestionamientos hacia el Gobierno, durante el plenario, partieron de Leopoldo Moreau, Federico Storani y Jesús Rodríguez, quienes recalentaron el ambiente en Villa Giardino.

Ello impulsó al ministro del Interior, Ramón Mestre, a usar la tribuna para ejercer una enfática defensa de la gestión de gobierno y planteó la necesidad de bajar costos de la política. Rodríguez pidió la palabra para replicar y sostuvo que "por más que se cierren todas las legislaturas del país no se resolverá el problema de fondo, que es que hay que cambiar el rumbo de la economía". Hubo abucheos e insultos entre los participantes.

Moreau aprovechó el clima para sostener que "además del default económico, hay un default político".

Aval al disenso

  • El documento que firmaron los radicales en el plenario de Córdoba emitió un mensaje de unidad partidaria, aunque no por ello dejó de promover la existencia de líneas internas disidentes. "El partido debe respetar y dar un marco adecuado a los disensos, honrando la tradición democrática del radicalismo", dice el texto final firmado en Villa Giardino. A la vez, remarca que "la utilidad de los disensos está en la confrontación fructífera de las ideas para la búsqueda de consensos que nos representen a todos".
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.