Las empresas dicen que no inclumplen la ley