Macri buscó apoyo opositor para sus candidatos a la Corte

Recibió al interbloque de senadores liderado por Rodríguez Saá y reiteró que “por ahora” no convocará a sesiones extraordinarias; dijo estar dispuesto a “corregir lo que haya que corregir”
Mariano Obarrio
(0)
19 de diciembre de 2015  

Negre de Alonso y Rodríguez Saá, entre otros senadores del Interbloque Federal, con el Presidente y su equipo
Negre de Alonso y Rodríguez Saá, entre otros senadores del Interbloque Federal, con el Presidente y su equipo Crédito: Presidencia

En un intento por superar la crisis por los nombramientos de jueces de la Corte por decreto y en comisión, el presidente Mauricio Macri se recibió ayer en la Casa Rosada a los senadores del interbloque Federal, para conseguir el respaldo a las designaciones de Horacio Rosatti y de Carlos Rosenkrantz desde marzo, cuando vuelva a sesionar el Senado.

En la Casa Rosada aseguraron a LA NACION que de la reunión quedó claro que "el Poder Ejecutivo no llamará a sesiones extraordinarias" para tratar en la Cámara alta los pliegos de Rosatti y Rosenkrantz. Sin embargo, algunos senadores que dejaron la Casa Rosada no descartaron que en enero haya un cambio de postura.

Es el primer paso para convencer también al bloque del PJ. Por lo pronto, Macri les aseguró que está "abierto a escuchar a todos los sectores y corregir lo que haya que corregir". Según confiaron a LA NACION allegados al Presidente, la conclusión principal fue "la necesidad de trabajar en conjunto como idea central, negociando leyes en el buen sentido y no alentar la confrontación".

Del encuentro participaron los senadores Adolfo Rodríguez Saá y Liliana Negre de Alonso (San Luis), Roberto Basualdo (San Juan), Juan Carlos Romero (Salta), Miriam Boyadjian (Tierra del Fuego) y Carmen Lucila Crexell (Neuquén).

Por el Gobierno estuvieron Macri, la vicepresidenta Gabriela Michetti; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó; el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, y la secretaria de Relaciones Parlamentarias, Paula Bertol. Michetti admitió que el decreto de designación de los dos jueces "generó ruido" en el cuerpo parlamentario.

El gesto de Macri, al recibirlos en la Casa Rosada, buscó superar lo que para muchos en el propio Gobierno fue un error político. El lunes último, la Casa Rosada difundió el decreto 83/2015, por el cual se nombró a Rosatti y Rosenkrantz jueces de la Corte Suprema en comisión, hasta que en marzo el Senado comience a tratar sus pliegos para dar el acuerdo.

El macrismo aseguró que es una facultad prevista en el inciso 19 del artículo 99 de la Constitución, que permite nombramientos en comisión durante los recesos parlamentarios hasta el 30 de noviembre del año siguiente.

Sin embargo, gran parte de los juristas, constitucionalistas y varios legisladores -del peronismo y de Cambiemos- cuestionaron el procedimiento por ser una aplicación excesiva cuando nada impide el ingreso de los pliegos en el Senado y su tratamiento bajo el decreto 222/2003, que establece un plazo de impugnaciones.

Luego del impacto, Macri retrocedió y acordó con el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, que Rosatti y Rosenkrantz no asumirían de inmediato sino en febrero, al tiempo que comenzó el proceso previsto en el decreto 222/2003. Ello descomprimió la tensión política.

Algunos senadores del interbloque Federal se retiraron de la Casa Rosada con la expectativa de "trabajar en los consensos" para tratar "ese y otros temas en el Congreso". Buscan convencer a Macri de que convoque a sesiones extraordinarias para enero y, así, tratarían los pliegos y salvarían la omisión de Macri. "No descarten nada", dijo alguno de ellos, con miras a enero.

"No va a ser un enero tranquilo, estamos expectantes", dijo un senador con reserva de su identidad.

De hecho, Rodríguez Saa le mandó un mensaje a Macri para que convoque a sesiones extraordinarias: "Sería mucho más positivo alcanzar el acuerdo para los dos tercios, y que los dos miembros de la Corte sean nombrados por el procedimiento que establece la Constitución". Y agregó: "El Presidente y nosotros nos hemos referido a la necesidad de lograr acuerdos, que podemos lograr los dos tercios (mayoría necesaria para aprobar los pliegos), con un diálogo cordial y amigable con todas las bancadas del Senado".

Macri les dijo: "Estamos abiertos a escuchar a todos los sectores y corregir lo que haya que corregir". El Gobierno dialogará también con ese objetivo con los gobernadores para acordar políticas y facilitar las mayorías parlamentarias. Pero no llamará a sesiones extraordinarias para tratar los pliegos.

Ayer estuvieron en la Casa Rosada los mandatarios de La Rioja, Sergio Casas; de La Pampa, Carlos Verna, y de San Luis, Alberto Rodríguez Saá. Fueron recibidos por el ministro del Interior y Obras Públicas, Rogelio Frigerio. Rodríguez Saá señaló que el ministro le dijo que el fallo de la Corte, que ordena devolverle recursos de coparticipación, "le otorga 120 días para ponerse de acuerdo" sobre la manera de devolver los fondos. "Hay muy buen diálogo y vamos a llegar a un acuerdo", dijo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.