Piden que se suspenda el ballottage en Santa Fe

Amparo de diez autoevacuados
(0)
10 de mayo de 2003  

SANTA FE.- Al igual que el suelo, el sentido común se ve completamente desdibujado no bien se pone un pie en esta capital. Indefectiblemente se hace necesaria una explicación para entender por qué para el gobierno nacional iniciar la tramitación urgente de los DNI de aquellas personas que lo perdieron todo en la inundación resultó igual de prioritario que enviar ayuda económica y alimentaria.

Y el argumento es contundente: el Presidente quería evitar lo que ayer finalmente sucedió. Esto es: diez autoevacuados presentaron ante la justicia electoral un recurso de amparo solicitando la suspensión del ballottage del 18 próximo en toda la provincia por considerar que un gran número de santafecinos se vería impedido de ejercer su derecho constitucional de votar como consecuencia de los anegamientos.

Justamente, cuando envió ayer a una comitiva del Ministerio del Interior a comenzar el proceso de redocumentación de la población, Eduardo Duhalde buscaba impedir que alguna presentación judicial referida a las dificultades para votar que podrían enfrentar los afectados por los embates climáticos provocara un obstáculo para hacer dentro de ocho días la segunda vuelta.

"Nuestra misión fue la de ir a garantizar a la gente la posibilidad de que vote. Eso anticipa cualquier presentación, porque los esfuerzos por preservar sus derechos constitucionales fueron hechos dentro de los plazos de la razonabilidad", dijo a LA NACION el subsecretario de Interior, Cristian Ritondo, que ayer encabezó el operativo.

Definición

El reclamo de los autoevacuados fue radicado en la Secretaría Electoral y su destino se conocerá el miércoles próximo, cuando el juez federal con competencia electoral de Santa Fe, Reinaldo Rodríguez, resuelva si hace lugar o no a la medida.

De todas formas, la probabilidad de que el escrito logre impedir la realización del ballottage es escasa, según interpretaron altas fuentes judiciales. Y sobre todo lo es cuando se tiene en cuenta que el magistrado, en una entrevista con LA NACION, había manifestado su voluntad expresa de no suspenderlo.

En el Gobierno se presumía anoche que el menemismo podía estar por detrás de la jugada. Sucede que en Santa Fe, un importante caudal de los sufragios que fueron para Elisa Carrió -que terminó segunda, detrás del ex presidente- podría pasar a Néstor Kirchner.

La jornada había comenzado bien para los funcionarios del Ministerio del Interior que viajaron a la capital provincial para iniciar el operativo de redocumentación con vistas a la segunda vuelta.

Ritondo, el director nacional electoral, Alejandro Tullio, y el titular del Registro Nacional de las Personas (Renaper), teniente coronel Miguel García Moreno, recorrieron la ciudad y trabajaron con las autoridades locales -entre ellas, el juez Rodríguez- en el diseño del operativo electoral.

El plan acordado fue redocumentar hasta 100.000 personas. En rigor, tanto el juez Rodríguez como el ministro de Gobierno santafecino, Carlos Carranza, estimaban ayer que la cantidad de personas que podrían haber perdido sus DNI alcanzaría a cerca de 40.000 de un total de 353.000 electores habilitados en la ciudad.

Sin embargo, los funcionarios nacionales quisieron anticiparse a cualquier imprevisto en la demanda de documentación y decidieron dejar a disposición un número mayor.

El procedimiento DNI comenzará a instrumentarse a partir de hoy, cuando las autoridades regionales del Renaper recorran los centros de evacuados para comenzar los trámites.

Con respecto a los centros de votación, se resolvió que se disponga de edificios gubernamentales que no fueron afectados por el agua y que se instalen carpas. De los 310 locales originales sólo se usarán 175, ya que en 111 hay evacuados y 24 están anegados.

  • Ritondo

    "Garantizar la votación "
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.