Piden que un hombre no reemplace a una diputada

Anabella Hers Cabral, la diputada que renunció
Anabella Hers Cabral, la diputada que renunció Fuente: Archivo
A raíz de la renuncia de una legisladora elegida en 2015, el fiscal Di Lello dictaminó que se aplique la ley de paridad de género de 2017
Hernán Cappiello
(0)
3 de junio de 2019  

El fiscal electoral Jorge Di Lello dictaminó que ante la renuncia de una diputada nacional de Cambiemos su banca debe ser ocupada por otra mujer, para respetar la ley de paridad de género, y no por un hombre, al que le correspondía ocupar su lugar por el orden de la lista.

Ahora deben ser la jueza federal con competencia electoral María Servini y luego la Cámara Nacional Electoral las que tendrán la última palabra sobre la cuestión, porque la legisladora fue elegida en 2015, antes de que se aprobara la actual ley que obliga a que en la conformación de las listas de legisladores se intercale a mujeres y varones a continuación uno de otro.

Según el dictamen, al que accedió LA NACION, el planteo fue realizado por Malena Galmarini y Marcela Durrieu, esposa y suegra de Sergio Massa, respectivamente, ante la renuncia de Anabella Hers Cabral como diputada de Cambiemos, para integrar el Consejo de la Magistratura de la Ciudad.

En su lugar iba a asumir Jorge Garayalde, pero Galmarini y Durrieu presentaron un amparo para que se ordene a la Cámara de Diputados que no le tome juramento a él, sino a la candidata mujer que le sigue en la lista, Alejandra Alcira Caballero.

Argumentaron que se impone que la diputada Hers sea reemplazada por la candidata mujer que le sigue en la lista (dos lugares más abajo), pues reemplazarla por un varón vulnera la ley de cupo femenino vigente en ese momento y de paridad de género vigente actualmente. Argumentaron que consentir esta situación permitiría la práctica de colocar mujeres en las listas para hacerlas renunciar y que asuman varones en su lugar.

Hers Cabral fue elegida en 2015 y llegó al Consejo de la Magistratura de la Ciudad en diciembre de 2018.

El apoderado de la Cámara de Diputados, Enrique Martín Garo, pidió rechazar el reclamo de las mujeres, porque dijo que no estaban legitimadas, al no ser candidatas electas en condiciones de asumir esa banca ni legisladoras del bloque afectado. Sostuvo que el reemplazo por un varón no vulnera ningún derecho, sino que cumple la ley vigente al momento de la vacancia del cargo, y que además la pretensión interfiere con las competencias exclusivas de la Cámara baja.

Los apoderados de Cambiemos en las elecciones de 2015, Claudio Romero y Santiago Alberdi, también se opusieron al reclamo. Dijeron que se trata de una decisión política no justiciable, que las actuantes no están legitimadas y que la única que podría reclamar sería la candidata a diputada Caballero.

Sostuvieron que en caso de darles la razón se produciría una anormalidad en la integración del bloque y existiría un "menoscabo de la representación popular".

Di Lello, tras analizar los argumentos, opinó que hay un estado de incertidumbre acerca de la legislación aplicable para la sustitución de la banca. Dijo que así lo admitió el apoderado de la Cámara baja, y señaló que el procurador Eduardo Casal instruyó recientemente a que se vele por el cumplimiento de la ley de paridad de género, que establece que las listas se integren por hombres y mujeres de manera intercalada y que si hay que sustituir a un diputado debe hacerse por uno del mismo sexo.

La nueva ley no especifica desde cuándo se aplica, pero el Código Civil establece que las leyes se aplican desde su entrada en vigor, "aun a las consecuencias de las relaciones y situaciones jurídicas existentes".

"No puede entenderse que el Congreso dilate ahora la igualdad" con el argumento de que hay que aplicar una ley anterior y no la vigente, dijo Di Lello, y sostuvo que ello no "altera la voluntad popular manifiesta a través de las urnas".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.