Pobreza incomparable entre la Argentina y Alemania

Laura Zommer
Equipo de chequeado.com
(0)
14 de junio de 2015  

Aníbal Fernández, jefe de gabinete de la Nación: "Tenemos menos pobreza que Alemania"

FALSO

"¿Vos decís que tenemos menos pobreza que Alemania?", preguntó un periodista del programa "Ahora es cuando" de Radio Blue al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, quien contestó: "Y sí, aunque no te guste". Fernández se refería a las declaraciones de la Presidenta ante la FAO, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación, donde Cristina Fernández de Kirchner dijo que la pobreza en la Argentina es menos del 5% (ver acá más información sobre el tema).

Aníbal Fernández explicó que se refería a mediciones internacionales, que siempre son más bajas que las nacionales, y que miden cuestiones como pobreza estructural y no por una línea de ingresos, como se medía en la Argentina antes de que el INDEC dejase de publicar información al respecto en el primer semestre de 2013.

Los últimos datos difundidos por el INDEC son cercanos a los dichos por la Presidenta: 4,7% de pobreza y 1,4% de indigencia. Los datos del INDEC están muy cuestionados por su intervención a partir de 2007, lo cual no permite tener estadísticas confiables sobre los niveles y la evolución de la pobreza en el país. El propio director del INDEC, Norberto Itzcovich, dijo que la medición de la pobreza era algo demasiado complejo.

Sobre los datos que producen organismos internacionales, en rigor, en la mayoría de los casos no producen sus propios datos, sino que retoman la información oficial publicada por cada país y, en algunas ocasiones, la normalizan para volverla comparable.

La FAO justamente publicó un mapa en el que la Argentina está por debajo del 5%, al igual que los países desarrollados, pero no se trata de un mapa de la pobreza, sino de la desnutrición, en el que el país está por debajo de ese nivel desde 1990.

Pero la proporción de personas pobres en Alemania es mucho menor a la que hay en la Argentina.

En cuanto a la pobreza estructural, medida como Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI), que incluye el acceso a los servicios básicos, como tener retretes en el baño; el hecho de que haya hacinamiento en la vivienda o que los chicos no asistan a la escuela, en la Argentina, de acuerdo con el último Censo de 2010, esta situación alcanza al 12,5% de la población.

En cuanto a otras mediciones, como la de ingresos, existen varias estimaciones privadas, dada la falta de estadísticas oficiales, como el 17,8% que estima el Centro CIFRA de la CTA, cercana al oficialismo, o el 27,5% del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA).

En Alemania, por otro lado, la pobreza se mide de varias maneras. La más común es la pobreza relativa (ver acá) que es del 8,7 por ciento. Esto significa que esa parte de la población gana menos del 50% que la mediana del país, es decir el punto medio del ingreso en el que la mitad de la población se ubica por encima y la otra por debajo (no es lo mismo que el promedio).

Otra medida, de privación material, que publica la base oficial Eurostat, muestra que 5,3% de la población alemana no puede acceder a al menos cuatro de las siguientes ítems.

– Pagar las cuentas de servicios;

– Mantener su hogar adecuadamente caliente;

– Encarar gastos inesperados;

– Comer carne, pescado o una proteína equivalente día por medio;

– Tener una semana de vacaciones fuera de casa;

– Un auto;

– Un lavarropa;

– Una televisión a color;

– Un teléfono.

El organismo citado por Fernández, que publica las estadísticas oficiales de Alemania, el Statistisches Bundesamt, estima que la población en riesgo de caer en la pobreza es del 16,2 por ciento. Esto quiere decir que ese porcentaje gana menos que el 60% de lo que gana la mediana.

Informe: Olivia Sohr

@chequeado/ @lauzommer

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.