Por falta de reservas, el BCRA recurre a dólares de los bancos

A 24 horas de las elecciones, el BCRA publicó una norma que obliga a las entidades a liquidarlos; intenta obtener las dos terceras partes de los activos dolarizados
Javier Blanco
(0)
22 de noviembre de 2015  

Vanoli quiere que los bancos aumenten la oferta de activos en dólares
Vanoli quiere que los bancos aumenten la oferta de activos en dólares Fuente: Archivo

En un nuevo y urgente intento por evitar una nueva devaluación del peso, o disponer de aquí en más una serie de feriados cambiarios que evidencien su muy debilitada posición de reservas, el Banco Central (BCRA) emitió sorpresivamente ayer una circular por la que buscará apropiarse desde mañana de dos tercios de la posición en dólares que mantienen los bancos. Intenta contar, así, con la liquidez que necesita para seguir interviniendo en la plaza cambiaria.

La medida, dada a conocer un día antes de las elecciones, mediante la Comunicación "A" 5837, confirma lo anticipado por LA NACION el miércoles pasado: de los casi US$ 26.000 millones brutos de reservas informados, la mayoría no es propiedad del BCRA, sino de China, Francia y de ahorristas.

La entidad que conduce Alejandro Vanoli ya agotó la posición propia de reservas líquidas e intentará, con la norma publicada ayer, evitar usar en sus ventas los dólares provenientes de los encajes bancarios por los depósitos en esa moneda, ante los riesgos legales que esa decisión podría suponer para la conducción del Central.

Para los especialistas consultados, el BCRA está "rascando la olla", pero fuentes de la entidad lo niegan. Argumentan que sólo buscan moderar la volatilidad que sobrevendrá luego del ballottage y hasta que asuma el nuevo gobierno (ver aparte).

Según la disposición, los bancos deberán recortar del 15% al 5%, desde el lunes 30, la posición general de cambios que tienen computada como parte de responsabilidad patrimonial, aquella que les permite tener hasta un 20% total en posiciones dolarizadas. Esa tenencia, según las normas vigentes, puede estar constituida en derivados financieros (como contratos de futuros de dólar), bonos en dólares o cualquier otra clase de activos dolarizados.

Pero en la actualidad, y ante los reiterados problemas de abastecimiento de dólares que los bancos tuvieron por parte del BCRA, la mayoría de las entidades financieras activas en ventas a ahorristas o en operaciones de comercio exterior habían optado por mantener la mayor parte de esa posición en cash para evitar contratiempos con sus clientes.

Intervenir en el mercado

La circular muestra, así, estar hecha a medida de un objetivo: que el BCRA pueda disponer de esos billetes (para recuperar una liquidez ya extraviada) para seguir interviniendo en el mercado lo suficiente como para poder fijar el valor del tipo de cambio oficial.

Esto es porque podría disponer de esa parte de las reservas ya que, al tratarse de dólares atesorados legalmente y en el sistema, en realidad ya forman parte de esa tenencia. La circular no busca ya influir sobre el dato contable de las reservas (como lo hace el swap chino), sino sobre la posición de billetes de la que podría disponer.

La norma concede a los bancos un derecho de acceso al "mercado único y libre de cambios" (MULC) para demandar dólares por hasta un 3% del total de los que operen cada día o hasta un total de US$ 8 millones o US$ 12 millones, según su nivel de operaciones.

Pero las entidades, a través de sus cámaras, han comenzado a evaluar la posibilidad de recurrir a la Justicia para resistir la medida, que se conoce un día antes del final del proceso electoral y a poco más de 20 días de un recambio de gobierno. Los alientan, en ese sentido, los amparos a los que accedieron las compañías aseguradoras días atrás, cuando la Superintendencia de Seguros intentó forzarlas a vender los bonos en dólares que tienen en su cartera de inversión, como un mes antes había hecho la Comisión Nacional de Valores (CNV) con los fondos comunes de inversión (FCI).

La posición dolarizada de los bancos había quedado desregulada desde 2005 y siguió así hasta 2014 cuando la devaluación del peso, de fines de enero, dejó a la vista la impericia oficial: los bancos habían acaparado bonos en dólares en tal cantidad que se alzaron con una ganancia que rondó los $ 10.000 millones sólo en ese mes.

Sólo después el BCRA reaccionó y volvió a cuotificar esa posición para evitar favorecer especulaciones. En ese entonces estipuló el tope en el 30%. Pero a medida que la crisis de reservas se iba agravando, lo recortó sucesivamente hasta el 20% vigente en la actualidad. Ahora no cambia el total general, pero el bisturí va sobre lo más preciado por estos días: los dólares billetes.

La AFIP negó haber sumado más empleados

  • Fuentes de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) negaron que se hayan incorporado entre 900 y 1000 empleados políticos, según denunció el sindicato de trabajadores del organismo.
  • "En la AFIP el máximo número de empleados fue de 23.269, en 2009 cuando se incorporaron empleados de las ex AFJP. La gestión de Ricardo Echegaray entregará la organización con 22.667 empleados: es decir el 5% de empleados menos", aclaró un vocero del organismo, al desestimar la información publicada ayer en LA NACION, a partir de la denuncia gremial.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.