En detalle, la secuencia del feroz ataque a Olivares y Yadón