Quién es y cómo vive Cristian Bulacio, el evacuado tucumano al que Rojkés llamó "vago de miércoles"

Vive de la cosecha de papa, arándano y limón; su casa está completamente inundada; "Sólo le pedía que manden máquinas", sostuvo
(0)
23 de marzo de 2015  • 11:35

"La solución que necesitamos son máquinas", explica Cristian Bulacio sobre el duro altercado que vivió cara a cara con la senadora nacional y esposa del gobernador José Alperovich, Beatriz Rojkés, quien lo tildó de "vago de miércoles" durante una recorrida en el marco de las serias inundaciones que vive el sur de la provincia de Tucumán.

Cristian vive junto a su familia en la localidad de El Molino, una de las más afectadas por las inundaciones de las últimas semanas. En su casa todavía pueden verse las marcas del agua y el barro que se llevaron todas sus pertenencias.

"No tenemos nada. Lo poco que uno tenía lo ha llevado todo. Hasta las sillas. No tenemos nada. Ni para hacer una taza de té". Las marcas del agua, de hasta un metro, se advierten en las paredes de la vivienda.

"Ella [Rojkés] llegó hasta acá y nada más. No pasó a ver si yo tengo algo o nada", contó Bulacio sobre el breve encuentro con la senadora, quien hasta hace poco era la tercera en la línea de sucesión de poder en el país.

"Vago de miércoles"

En una visita realizada días atrás a El Molino, Rojkés fue increpada por varias personas, entre ellas Bulacio, que, tras haberlo perdido todo, estaban molestas por la demora en la llegada de la asistencia estatal.

La mujer de Alperovich les pidió a los vecinos que "no se hagan los enojados ni se pongan locos, porque toda la provincia está afectada", recalcó. "No podemos estar tranquilos, si de noche no dormimos", dijo uno de los inundados, a lo que la senadora respondió: "No es culpa mía si viene el río". Indignados, los vecinos comenzaron a levantar el tono de los reclamos, pero la mujer de Alperovich, lejos de intentar calmar los ánimos, se enfrascó en una acalorada discusión cara a cara con uno de ellos.

¿Qué te hacés el machito? Yo vengo a ayudar. Gracias por tu solidaridad", dijo la senadora, y Bulacio retrucó: "La gente nos colaboró a nosotros. Gracias por decirme que me lleve el río. Usted tiene una mansión allá [en la capital provincial] y mire nosotros". La senadora nacional interrumpió al vecino y lanzó una frase que dejó atónitos a los presentes: "Yo tengo 10 mansiones, no una, pero estoy acá. Yo podría estar ahora en mi mansión, pedazo de animal, vago de miércoles", expresó Rojkés. "¿Vago? Ustedes son todos ladrones", replicó el evacuado.

Ésta no es la primera vez que la senadora Rojkés queda en el centro de la polémica por irse de boca. En 2012 hizo polémicas declaraciones tratando de deslindar responsabilidades en el salvaje asesinato de la niña de seis años Mercedes Figueroa, al acusar a los padres de borrachos y de no cuidar a su hija. En marzo de 2006 reclamó en un acto público que se repudie al escritor Tomás Eloy Martínez y se animó a desterrarlo, acusándolo de ser un "ex tucumano", por haber publicado en LA NACION un artículo en el que describía el drama de la pobreza imperante en esta provincia.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.