Ramos Padilla se negó a desprenderse de la causa contra D Alessio y Stornelli

El juez de Dolores rechazó la recusación del fiscal, se cruzó con Bonadio y afirma que avanza en la investigación de un complot
El juez de Dolores rechazó la recusación del fiscal, se cruzó con Bonadio y afirma que avanza en la investigación de un complot Fuente: Archivo
Hernán Cappiello
(0)
2 de abril de 2019  

El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, rechazó el pedido del fiscal Carlos Stornelli para declararse incompetente en la causa en que lo investiga por una supuesta extorsión, se negó a excusarse del caso y redobló la apuesta, pues le pidió al juez federal porteño Luis Rodríguez que se inhiba de seguir investigando al falso abogado Marcelo D'Alessio por otra extorsión y que le remita ese expediente.

Ahora el asunto será revisado por la Cámara Federal de Mar del Plata, que debe decidir si ratifica la decisión de Ramos Padilla o si, por el contrario, como lo pidieron el fiscal de Dolores Juan Pablo Curi y el propio Stornelli, resuelve que el asunto debe ser investigado en los tribunales de Comodoro Py 2002.

Stornelli, que fue citado a indagatoria tres veces por Ramos Padilla, no concurrió porque sostiene que el juez de Dolores no tiene competencia para intervenir en la extorsión al empresario Pedro Etchebest, porque dijo que el pedido de dinero no se hizo en su jurisdicción, Pinamar, sino en Buenos Aires. A raíz de su reiteradas ausencias, Ramos Padilla declaró a Stornelli en rebeldía y pidió iniciarle un jury para hacerlo comparecer por la fuerza.

Ayer, Ramos Padilla insistió en sus razones para quedarse a cargo del caso, que -señala- es mucho más amplio que la causa por extorsión de D'Alessio a Etchebest. El juez sostuvo que está frente a una organización de espionaje integrada por D'Alessio, con contactos con espías y exespías de la AFI y vínculos con agencias norteamericanas.

Ramos Padilla argumentó que estas operaciones de espionaje tuvieron lugar en varias localidades del país e incluso en Uruguay, a juzgar por la información conseguida en los allanamientos a D'Alessio. Entendió que, más allá de ello, parte de la extorsión en que se menciona a Stornelli sí tuvo lugar en Pinamar.

"Organización paraestatal"

En su resolución, el magistrado aludió a "una evidente gravedad institucional" que "involucra a una organización criminal paraestatal con vínculos estatales de todo tipo y conectividades dentro y fuera del país". Ante ello, "no pueden correrse riesgos de demoras injustificadas", sostuvo.

El magistrado evaluó que la investigación en la que está detenido con prisión preventiva D'Alessio se inició por un hecho ocurrido en Pinamar. Además le pidió a su colega Luis Rodríguez el caso en que D'Alessio extorsionó al empresario Gabriel Traficante.

En paralelo, Ramos Padilla protagonizó un cruce con el juez federal Claudio Bonadio. El magistrado que investiga la causa de los cuadernos de las coimas pidió a la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia la versión taquigráfica de la exposición secreta que brindó su colega de Dolores.

Según el abogado de Stornelli, Roberto Ribas, Ramos Padilla fue asertivo en sus denuncias públicas ante la Comisión de Libertad de Expresión y prudente en la reunión secreta de la bicameral de inteligencia acerca de la conducta de Stornelli. Bonadio pidió la versión taquigráfica porque debía decidir acerca de la continuidad del fiscal en la causa de los cuadernos.

Enterado de ello por los medios, Ramos Padilla le envió a Bonadio cinco párrafos en los que le dice que investiga una organización de espionaje a jueces, periodistas, políticos y abogados y que esos espías actuaron con la complicidad de magistrados. Y no sin ironía le dijo que el caso está a disposición de Bonadio para su consulta, de modo de no forzar la confidencialidad que se exige a los legisladores.

En paralelo, el fiscal Jorge Di Lello pidió informes a la AFI y al organismo dedicado a realizar escuchas telefónicas que le informen si tienen datos de los diálogos sobre la causa de Dolores que habrían tenido exfuncionarios kirchneristas presos. Elisa Carrió denunció que esos presos armaron el caso D'Alessio para beneficiar a Cristina Kirchner y a ellos mismos.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.