Repartirán ropa decomisada

Entregarán la mercadería que está retenida en la Aduana
(0)
29 de diciembre de 2001  

El presidente interino Adolfo Rodríguez Saá firmó ayer un decreto a través del cual la mercadería confiscada en las 54 aduanas que existen en el país se distribuirá entre los sectores de menores recursos de la población.

El anuncio fue realizado por el director general de Aduanas, Mario Das Neves, quien además adelantó la posibilidad de que los jubilados se incorporen formalmente a un novedoso sistema de control previsto para denunciar cualquier irregularidad en la entrada o salida de mercadería del país.

Según adelantó el funcionario, en las próximas horas serán distribuidos 158.412 pares de zapatillas que "vergonzosamente han estado residiendo en los últimos dos años en las terminales del puerto de Buenos Aires", y remarcó que también hay "miles de prendas, desde camperas hasta pantalones" para entregar.

Para impedir cualquier maniobra política, Das Neves aseguró que la entrega de los productos será supervisada en forma directa por Rodríguez Saá.

"Como la entrega tiene un destino específico y social, el propio Presidente va a ser la garantía para que toda esta mercadería que será liberada le llegue a la gente, o sea, romper con lo que tradicionalmente se conoce como el clientelismo político", afirmó Das Neves.

El titular de la Aduana también anunció que se entregarán dos autobombas y una ambulancia que estaban en las instalaciones de la Aduana. Los vehículos serán enviados a los bomberos voluntarios de Villa María (Córdoba) y de Totora (Santa Fe) y al Hospital Cullén, respectivamente.

"A partir de ahora cada vez que entre una autobomba o una ambulancia, va a estar no más de una hora (en la Aduana). Lo mismo va a pasar con las otras mercaderías, ya que, lamentablemente, y esto causa vergüenza, se decomisaban muchas veces alimentos, se dejaban vencer, se pudrían y se tiraban y no llegaban a la gente", afirmó. El titular de la Aduana, además, remarcó que uno de sus objetivos será reforzar la tarea de la Gendarmería nacional en la lucha contra el contrabando.

"Queremos una Gendarmería que controle nuestra frontera y no que reprima en Plaza de Mayo."

Jubilados justicieros

Para frenar el ingreso ilegal de productos, Das Neves también planea implementar el "premio al denunciante", que es "una forma de incentivar al trabajador aduanero para que haga pública cualquier irregularidad".

Además, precisó que está en estudio la posibilidad de extender el mecanismo a "cualquier ciudadano, y en ese sentido estamos elaborando un borrador para llevarlo al Congreso que incluya la participación de los jubilados en estas actividades de control".

"Creemos que el jubilado está indignado y con ganas de participar y entendemos que hay que darles contención a estas ganas de participación de la gente", concluyó el funcionario.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.