Respaldo presidencial al ministro Machinea

Lo ratificó en la reunión de gabinete
Lo ratificó en la reunión de gabinete
(0)
23 de agosto de 2000  

El ministro de Economía, José Luis Machinea, recibió ayer un oportuno espaldarazo del presidente De la Rúa.

Fue en la reunión de gabinete de ayer, en la Casa Rosada. Machinea acababa de presentar el informe de su viaje a los Estados Unidos, donde se reunió con representantes del FMI, y sus pares apuraban un café antes de pasar a los presuntos sobornos en el Senado.

En medio de un silencio expectante, De la Rúa dijo entonces que cada ministro de su gabinete cuenta con su respaldo y su total confianza.

"Quiero que cada uno de ustedes sepa que estoy conforme con su labor -en este punto miró a Machinea- y que cuentan con mi total confianza y apoyo", dijo el Presidente.

"Fue muy formal y breve, pero muy enfático", coincidieron dos de los ministros presentes. La frase fue interpretada como un respaldo implícito a Machinea, tras los rumores que la semana última daban cuenta de su posible alejamiento del cargo.

Minutos antes, De la Rúa había preguntado al titular de Economía por la supuesta inquietud del FMI ante el impacto fiscal que significará el plan de infraestructura del Gobierno.

El ministro de Economía ratificó, además, que el organismo internacional aprueba el rumbo económico de la Argentina. "En general, están conformes con la evolución de la economía en el nivel mundial, y sus preocupaciones pasan más por si Japón crecerá o no lo previsto. También están conformes con la situación de la mayoría de los países emergentes, entre ellos, la Argentina", relató Machinea.

El ministro también se refirió a la necesidad de realizar algunos "desvíos" en las metas de déficit fiscal acordadas con el FMI. Aseguró que no se trata de una nueva meta fiscal, sino de leves "modificaciones", que rondarían los 500 millones anuales, para permitir que el equilibrio fiscal "vaya de la mano con el crecimiento".

Finalmente, se refirió al ajuste del gasto público para cumplir con la ley de solvencia fiscal. En primer lugar, recordó a cada ministro que deberá tener lista para el 15 del mes próximo una propuesta de reducción de sus "gastos burocráticos" u "operativos".

"Pero -pidió- no hablen de otro ajuste, porque no hay. Todo este recorte ya estaba previsto en el presupuesto de este año, porque lo hice con cuchillo de carnicero. Ahora sólo hay que refinar un poco los gastos", dijo Machinea.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.