Los saqueos también llegaron a Santa Fe, Entre Ríos y Chaco