Sergio Massa: “El Gobierno tiene rumbo desconocido, un día va para un lado y al otro cambia”

El diputado y líder del Frente Renovador cuestiona a Scioli, se diferencia de Macri y se despega de Boudou; reivindica la estatización de las AFJP y propone crear un Consejo Económico y Social para bajar la inflación; frialdad con Barrionuevo
Diego Sehinkman
(0)
6 de septiembre de 2014  

La entrevista tuvo lugar en las oficinas que el líder del Frente Renovador tiene en el Tigre, en el último piso de la Torre Avenida Naciones Unidas.

–Estamos en un piso 17 desde donde se ve muy lejos. Si mira con atención, allá, a unos 25 años de distancia, incluso se alcanza a ver a su madre diciéndole: "No te metas en política".

–[Se ríe] Por suerte le di la espalda, igual que ahora. Cuando yo tendría 11 años, volvía la democracia y mi vieja se enamoró de Alfonsín. Varios años más tarde, yo me enganché con un grupo de chicos jóvenes que estaban militando en la Juventud Liberal.

–¿Existe un tabú para decir Ucedé?

–No es un problema de tabú o no. A los 15 años, no tenía que ver tanto con lo partidario, sino con dónde están tus amigos. Después, cuando me metí de verdad, empecé a trabajar fuerte con Graciela Camaño .

–A propósito, mire. [Foto de Camaño] ¿Qué representa ella en su vida?

–Una gran mujer, que tiene convicciones y el coraje de enfrentar desde a los que piensan distinto hasta a su propio marido cuando corresponde.

–Pero Barrionuevo también lo ayudó cuando usted recién largaba...

–No, yo siempre trabajé con Graciela. Nunca Barrionuevo hizo nada por mí. Nunca. Cero.

–En esta sección, Barrionuevo dijo: "Sergio necesita una estructura en todo el país y nosotros la tenemos. ¿O, vos, te creés que Menem con qué ganó?".

–Yo nunca gané una elección con una estructura. Siempre gané yendo directo a la gente. El año pasado les ganamos al gobierno nacional, al provincial y a 70 intendentes.

–O sea ¿que podría prescindir de gastronómicos?

–No se trata de prescindir o no. Se trata de que ninguna estructura nos va a condicionar.

–Marque con una cruz lo que corresponda: "Lo que digan los medios de mí, me importa… nada, poco, algo, mucho".

–Me importa, sí, porque son un vehículo de comunicación con la gente.

–¿Y le importa lo que WikiLeaks dijo de usted?

–Ya dije lo que tenía para decir. Y dije que lo que decía el informe no era cierto.

–El famoso "Néstor es un monstruo perverso"...

–No me parece que sea un tema importante hoy.

–Se lo pregunto porque cuando el kirchnerismo lo quiere atacar, dice que usted en la embajada americana habló mal de Néstor...

–Dicen cualquier cosa, porque ni siquiera fue un cable producto de una reunión en una embajada. Fue la traducción de un supuesto diálogo mío en un asado. En realidad, ¿sabés lo que pasa? Es que no pueden explicar que alguien se les plante, los enfrente y les gane las elecciones. Entonces hay que descalificar.

–¿"Clarín miente" y WikiLeaks también?

–[Se ríe] Me parece que eso es buscar un título fácil.

–Lo invito a pasar por la última nube que puede traer turbulencias. Después nos sacamos los cinturones y la azafata servirá la cena...

–Adelante...

–Su bloque propone el juicio político a Amado Boudou . ¿Lo sorprendió lo de Ciccone?

–En la Anses tuve 130 gerentes. Algunos salieron muy buenos, otros no tanto.

–Pero él no era un gerente más...

–Sí lo era...

–¿No iban juntos a ver a Tigre?

–Alguna vez, como vinieron miles. Algunos, como no eran famosos, no salen en los diarios.

–El Libro El salto del Tigre cuenta que Boudou fue tesorero de Tigre. ¿Fue?

–Eh, sí. Pero hace rato que me dan poca bola en ese club. Espero que me den bola con la elección del técnico [risas].

–¿Usted estaba a favor de estatizar las AFJP?

–Estoy absolutamente a favor de que la jubilación la administre el Estado. En los países serios del mundo, las administra el Estado, porque se trata de un compromiso intergeneracional. Pero ¿no tenés alguna cosa para preguntar acerca del futuro o todo es ver cómo generamos polémica?

–Pero vamos 15, 20 minutos de entrevista...

–No, más. Te voy a decir cuánto [mira el grabador, sonríe y muestra] 31 minutos y 32 segundos.

–¿Sabe por qué le pregunto sobre su etapa en el gobierno? Para saber qué fue exactamente lo que lo hizo alejarse.

–Yo tuve el coraje de marcar las diferencias y poner límites. Cuando todos se escondían frente a la idea de que se reformara la Constitución y especulaban, nosotros nos plantamos, fuimos a la elección y la ganamos. Nosotros no decimos en público una cosa y en privado otra, como hacen otros dirigentes. Y eso nos hace distintos.

–Ahora mire esta foto. [Scioli y él tomando un café] Todos sabemos que antes de las elecciones del año pasado tuvieron charlas hasta último momento...

–Sí, claro. Absolutamente.

–¿Y qué impidió que cerraran?

–No lo sé. Se lo tenés que preguntar a él. Yo no hago política hablando de los demás. Me parecen patéticos los dirigentes que se dedican a contar reuniones.

–¿En ese momento le parecía que era una buena posibilidad esa alianza?

–Me parecía importante que el coraje de plantear en público lo mismo que planteábamos en privado lo asumiéramos todos.

–¿Y hoy cree que para un votante es fácil diferenciar la propuesta suya de la de Scioli?

–Primero, lo que nos diferencia es que él es kirchnerista. Nosotros tuvimos el coraje de enfrentar al Gobierno y armar una cosa plural.

–¿Y la diferencia con Macri?

–Por ejemplo, la defensa de las pymes, de la jubilación pública son todas cosas que forman parte de culturas políticas distintas.

–[Pregunta Fernando Torrado, desgrabador de las notas] ¿Qué opina de las reelecciones indefinidas de diputados, intendentes?

–Lo que no puede pasar es que tengamos diputados que son parte del mobiliario de la Cámara. Hace 20 años que están. Dos mandatos como máximo. Lo mismo los intendentes.

–Pero usted tiene a Cariglino, al "Vasco" Othacehé...

–Ya se los dije al "Vasco" y a todos: dos mandatos.

–¿Y qué le dicen?

–A algunos les gusta más, a otros menos, pero en definitiva el que manda soy yo.

–"El que manda soy yo" es una frase fuerte que no cualquiera pronuncia...

–El que define hacia dónde vamos soy yo. ¿Así suena mejor? La otra suena, si querés, poco feliz. Yo defino la estrategia. Y escucho a todos.

–Ok. ¿Vamos cómodos?

–[Se ríe] No, pero vamos. Vos preguntá lo que quieras.

–¿Qué sería lo primero que haría para bajar la inflación?

–Construir el Consejo Económico y Social para establecer un mecanismo de acuerdo plurianual, y además comprometer al Estado en metas plurianuales de reducción del déficit fiscal y de control de la emisión monetaria.

–¿Podrían las empresas repatriar capital a sus casas matrices?

–La Argentina vuelve al mercado único libre de cambio, no tengas dudas. Pero lo hace por una razón: en un país normal van a llover los dólares y las inversiones. La Argentina en 2016 va a ser un país normal, con niveles de inversiones normales, similares a los del resto del mundo.

–Si yo digo la palabra "progresismo", ¿para usted qué significa?

–Significa distribución del ingreso. Falso progresismo significa otras cosas. Y la Argentina necesita progresismo, no falso progresismo. El Gobierno hoy tiene un rumbo, te diría, desconocido. Hay días en que va para un lado y días que cambia y va para el otro. Un día le paga al Club de París, otro día se pelea con los holdouts.

–¿Qué explicación tendría eso?

–Yo no te la puedo dar. Lo que sí tengo claro es que no comparto la idea de construir un país aliado con Irán y Venezuela. En la Argentina, hasta nuestra irrupción en el escenario político, la clase media se había quedado sin voz. Ahora nosotros somos la referencia de esa clase media. Y eso les molesta a muchos.

–El papa Francisco tiene fotos con todos, menos con uno...

–Tenés mal el dato, pero no importa. [Sonríe] Vos seguí poniendo eso.

–¿Usted la tiene y no la muestra?

–Vos quedate tranquilo que nosotros tenemos la relación que tenemos que tener con el Papa. La diferencia es cómo actúan unos y otros con él. El Papa es de todos los católicos. No es una bandera política. Que algunos lo usen para hacer campaña es un problema de ellos y de su conciencia.

-Dejamos acá.

Historia clínica

Massa, Sergio Tomás

Edad: 42

Ocupación: Diputado nacional por el Frente Renovador. Candidato presidencial

Observaciones: Bien dispuesto a contestar sobre todos los temas. Amplias habilidades sociales. Muy estratégico en qué desea comunicar

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.