Tigre, la disputa en tierra massista entre el peronismo unido y Cambiemos

El intendente Zamora sumó al kirchnerismo a su gobierno y confía en esa alianza para seguir en el poder; Cernadas, que ganó en 2017, critica el acuerdo y aspira a destronarlo
Zamora remodeló plazas, como la San Martín, en Benavídez; Cernadas dice que lo hizo porque tomó sus críticas durante la campaña pasada
Zamora remodeló plazas, como la San Martín, en Benavídez; Cernadas dice que lo hizo porque tomó sus críticas durante la campaña pasada Crédito: Marcelo Gómez
El intendente Zamora sumó al kirchnerismo a su gobierno y confía en esa alianza para seguir en el poder; Cernadas, que ganó en 2017, critica el acuerdo y aspira a destronarlo
Javier Fuego Simondet
(0)
17 de marzo de 2019  

En el distrito de Tigre , centro del poder que edificó Sergio Massa , se alistan dos bandos para disputarse la intendencia. El oficialismo local perdió las elecciones legislativas de 2017, pero confía en que esta vez ganará con cierta holgura. La oposición tiene otra lectura del escenario y se ilusiona con una definición apretada que permita un nuevo triunfo. Ya no se prevé una batalla entre el massismo puro y el frente opositor de turno. El mando en el bastión del Frente Renovador se definirá entre un peronismo que suma al kirchnerismo y la lista de Cambiemos .

Julio Zamora, el intendente de Tigre, ganó en 2015 desde la boleta massista y en las elecciones de este año buscará su segundo mandato. Para lograrlo, confía en ser el candidato de unidad peronista, como resultado de un acuerdo político que tejió en su distrito con el kirchnerismo y otros sectores. La salud es su área de promesas para un posible nuevo período de gobierno. Se muestra tranquilo a la espera del test electoral, a pesar de que quien lo desafiará es el ganador de las legislativas de 2017. Se trata de Segundo Cernadas, actor y actual concejal por Cambiemos, que apunta contra la incorporación de Unidad Ciudadana al gobierno y califica negativamente la gestión de Zamora. Su apuesta es dar el golpe en una elección voto a voto.

Cernadas cuestiona el acuerdo político de Zamora con el kirchnerismo a nivel local. "Los vecinos de Tigre no votamos a La Cámpora, no votamos a [Roberto] Baradel, y Julio ha virado hacia ese lado. No creo que Massa esté de acuerdo con eso, no creo que él entre al cuarto oscuro y vote a La Cámpora y a Baradel. Como hombre de Tigre, no quiero piqueteros manejando el municipio. Tenemos secretarías conducidas por La Cámpora y por el Movimiento Evita, no son las personas que votamos. No puede ser que estén gobernando Tigre políticos que no votamos y que reivindican el gobierno más corrupto de la historia", subraya a LA NACION. Se refiere a la Secretaría de Desarrollo Social y Políticas de Inclusión, a cargo de Roxana López, integrante de La Cámpora, y a la Agencia de Promoción del Hábitat y la Economía Popular, que conduce Federico Ugo, del Movimiento Evita.

Para el intendente, el entendimiento con el kirchnerismo local es clave. "A partir del resultado electoral que tuvimos en 2017, todos los sectores vinculados al peronismo y los grupos independientes pensamos que debíamos construir un camino común, que se fue consolidando con un acuerdo parlamentario que tuvimos en el Concejo Deliberante, donde acordamos las autoridades. Después, en el terreno de la consolidación de una propuesta política que expresa el descontento de la población de Tigre con Cambiemos. Y, luego, incorporando a la gestión a sectores de Unidad Ciudadana, lo que nos permite plantear el escenario electoral que viene con mucho entusiasmo y con la posibilidad de ampliar la base de sustentación que teníamos", afirma Zamora, en diálogo con LA NACION.

Zamora fue elegido concejal en 2007 y 2011 compartiendo la boleta con Massa, que ganó la intendencia en esas dos oportunidades. En 2015, se convirtió en jefe comunal desde el espacio massista Unidos por una Nueva Alternativa (UNA), acompañado por la esposa de Massa, Malena Galmarini, que lideró la lista de concejales.

Cernadas accedió a una banca en el Concejo Deliberante de Tigre en 2015. Renunció para dedicarse exclusivamente a la delegación local de la Anses, cuya titularidad ejerció un tiempo en paralelo con la tarea de concejal. En 2017 volvió a ganar una banca, pero esta vez con un triunfo en las elecciones tigrenses que hizo ruido. Venció por casi siete puntos a la lista massista de 1País, que lideraba la esposa del intendente, Gisela Zamora.

Según pudo saber LA NACION de una fuente cercana a Massa, el precandidato presidencial observa el escenario de Tigre, pero sin enfocarse en el cierre de listas. "No mira Tigre como un bastión político", subraya la fuente. El viernes, se mostró con Zamora en un acto del Frente Renovador con intendentes y diputados. El intendente dice que tiene un buen vínculo con Massa, más allá de la apertura local hacia el kirchnerismo. "Tengo la responsabilidad de gobernar Tigre y la necesidad de establecer alianzas. Sergio tiene una mirada más amplia, vinculada a lo nacional. Es candidato a presidente. Sus tiempos políticos quizá no van de la mano con los que manejo yo como intendente", afirma.

En la versión tigrense de Cambiemos leen el panorama de otra forma. Señalan que el massismo perderá indefectiblemente el distrito, tanto si gana Zamora como si el triunfo es macrista. Una alta fuente bonaerense de Cambiemos subraya que en Tigre "va a estar muy peleado", aunque admite que los números no serán como en 2017, cuando salieron victoriosos con cierto margen. "Está un poco más ajustado, pero es un distrito que podemos ganar. Hicimos muchas obras desde la provincia", recuerda.

"Fue duro para ellos el golpe de nuestro triunfo en 2017. Nos sentimos orgullosos porque, al menos, sirvió para algunas cosas en cuanto a gestión. Durante 2016, una de las cosas que decíamos era que las plazas de Tigre estaban destruidas. Presenté tres proyectos para mejorar las plazas de Tigre. En 2017 ganamos y, en 2018, Zamora pone a nuevo más de 15 plazas en Tigre. Nos sentimos parte de eso", remarca Cernadas.

Según informaron a LA NACION en la municipalidad, desde comienzos de 2018 se remodelaron o inauguraron 26 plazas y el plan seguirá durante todo este año.

Zamora aspira a ser el candidato del peronismo unificado y, a diferencia de lo que espera Cambiemos, ve un escenario más holgado en las elecciones locales. "Aun cuando perdimos, en 2017 teníamos entre el 67 y el 70% de ponderación positiva de la sociedad; ahora estamos con más holgura. Cumplimos gran parte de las expectativas de la comunidad y estamos tranquilos por tener una propuesta que ha consolidado políticas de seguridad, educación y salud. Respetamos la posición de Cambiemos, pero creemos que expresamos otros valores. Estamos muy entusiasmados, sobre todo con este acuerdo político amplio que estamos desarrollando, de tener un buen resultado en las elecciones de este año", subraya Zamora.

El intendente de Tigre participa activamente del PJ bonaerense. Una calificada fuente del partido remarca a LA NACION que Zamora "es un dirigente con vuelo propio, más allá de Massa y del Frente Renovador" y que "hace ocho meses, Cambiemos tenía chances de ganar pero hoy, con Cristina [Kirchner] subiendo en el conurbano, debería ganar Zamora".

Cernadas, conocido actor que dejó por ahora de lado su carrera televisiva, es ahijado de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. Destaca las gestiones del intendente vecinalista Ricardo Ubieto, que gobernó 16 años seguidos hasta su muerte, en 2006, y también los primeros años de Massa. Pero tiene críticas varias para Zamora. "Han hecho un trabajo de marketing tremendo. En Tigre hay más de 50 villas, mucha necesidad. Hay que reformular el sistema de salud, tenemos 23 centros de salud mal organizados. En educación, no puede ser que la provincia haya bajado $108 millones en los últimos dos años y no se hayan gastado", reprocha.

Zamora dice que busca otro mandato para "construir el hospital municipal que todos los vecinos de Tigre quieren". Y agrega: "Agua corriente y cloacas es un punto fundamental que tenemos que cumplir".

El distrito desde el que Massa impulsó gran parte de su carrera y donde su esposa, Malena, sigue siendo concejala, elegirá entre el actual proyecto que aglutina a sectores del kirchnerismo, o dar un golpe de timón y pasarse a la lista de municipios pintados de amarillo.

Los personajes

El intendente

Julio Zamora, el intendente de Tigre
Julio Zamora, el intendente de Tigre Fuente: LA NACION

  • Ladero de Sergio Massa en el distrito e intendente desde 2015, explora un armado propio. En 2017, su lista perdió las elecciones ante Cambiemos. Tras esa caída, decidió ampliar su gobierno más allá de las fronteras del massismo e incorporó como funcionarios a kirchneristas. Cree que esa estrategia más amplia le permitirá seguir gobernando el distrito de Tigre otros cuatro años. "El camino de unidad que queremos transitar no está exento de condicionamientos que son ajenos a lo local. Aspiramos a lograr que, a nivel nacional, haya una propuesta unificada y que se consoliden candidatos a presidente, a gobernador y a intendente de oposición a las políticas de Cambiemos", afirma a LA NACION.

El retador

Segundo Cernadas, candidato a intendente de Tigre por Cambiemos
Segundo Cernadas, candidato a intendente de Tigre por Cambiemos Fuente: LA NACION

  • Es actor, pero tiene en pausa esa carrera. Cuenta que empezó a trabajar en temas sociales y que se sumó a Cambiemos de la mano de Alex Campbell, funcionario del gobierno de María Eugenia Vidal con peso en la zona norte del conurbano. "La gente está un poco cansada de la política y agradece que venga gente de otro palo. Me he dedicado a capacitarme, pero sobre todo, me dedico a armar buenos equipos", define. Es concejal, pasó por la Anses y en 2017 ganó en el distrito, venciendo a la esposa de Zamora. Es ahijado de la ministra Patricia Bullrich. "La admiro como persona, como profesional y como política. Ha hecho una gestión excelente. Me encantaría que me acompañara", admite.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.