A la espera de señales más claras