Mitos urbanos: la historia detrás de los edificios que se confundieron de ciudad