A pasos de la Capital. Florida: virtudes de un barrio tradicional