Opinión. Recetas para mejorar en el mercado local