Cardiología: la medicación sería igual de efectiva que los stents y el bypass

Crédito: Freestocks.org
Es lo que sugiere un gran estudio realizado en los EE.UU.
(0)
18 de noviembre de 2019  

Los resultados de un gran estudio que acaba de darse a conocer este fin de semana en la reunión anual de la Asociación Americana del Corazón sobre la cirugías de bypass y los stents ponen en tela de juicio las indicaciones que reciben decenas de miles de pacientes que tienen las arterias bloqueadas.

Los investigadores encontraron que los pacientes que recibían terapia con fármacos no tuvieron más ataques cardíacos ni tuvieron más riesgo de morir que los que también fueron sometidos a un bypass o aquellos a los que se les colocaron stents. Los stents y el bypass, sin embargo, sí resultaron mejores para aquellos pacientes que sufrían dolor torácico conocido como "angina".

Este no es el primer estudio que sugiere que los stents y el bypass están sobreutilizados, pero los resultados previos no habían sido considerados concluyentes, porque no controlaban factores de riesgo como el colesterol "malo" (LDL), ni incluían los stents más modernos, que segregan drogas para evitar que las arterias vuelvan a bloquearse. Por su tamaño y su diseño riguroso, este trabajo, llamado Ischemia, pone punto final a las dudas.

Según dijo Glenn Levine, director de cardiología del Baylor College of Medicine, en Houston, e integrante del comité de guías de la Asociación Norteamericana del Corazón, los participantes en este ensayo no estaban experimentando un ataque cardíaco ni tenían bloqueo en la principal arteria coronaria izquierda, dos situaciones en las que abrir los vasos sanguíneos con stents puede salvar la vida de los pacientes. Se analizaron pacientes cuyos bloqueos arteriales se descubrían con pruebas de esfuerzo (ergometrías).

Con un seguimiento de 5179 participantes durante tres años en promedio, Ischemia es el ensayo más largo que haya estudiado el efecto de las distintas estrategias para pacientes que no se encuentran en una situación de emergencia, y el primero que incluyó farmacoterapia de última generación.

"Este trabajo corrobora varios estudios previos -afirma el cardiólogo Daniel Flichtentrei, director de Intamed-. La creencia de que tener una arteria desobstruida es siempre mejor que tenerla obstruida suena muy bien, pero es falso. Los cardiólogos estamos pensando mal la enfermedad coronaria: la concebimos como un problema local cuando es un trastorno sistémico. Pero hay que subrayar que esto vale solo para los pacientes que estudió este trabajo: enfermos con obstrucciones significativas, pero clínicamente estables y no para los cuadros agudos".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.