¿Qué es la esclerosis múltiple? Sus síntomas y consecuencias

La esclerosis múltiple es una enfermedad del sistema nervioso central que no tiene cura
La esclerosis múltiple es una enfermedad del sistema nervioso central que no tiene cura
(0)
29 de abril de 2020  • 16:42

Las fibras nerviosas están recubiertas por una vaina llamada "mielina", que hace posible la comunicación entre todas las partes del cuerpo. Cuando a una persona se le diagnostica esclerosis múltiple, el sistema inmunitario ataca a la mielina causando daños permanentes y deterioros en los nervios.

Es por ello que la esclerosis múltiple es considerada una enfermedad de la médula espinal y el cerebro, cuya consecuencia más extrema puede ser un daño irreversible en el sistema nervioso central y derivar en una discapacidad.

Causas de la esclerosis múltiple

La medicina aún no ha determinado con precisión una única causa de la esclerosis múltiple. Sí es catalogada como una enfermedad autoinmunitaria, en la que dicho sistema ataca a sus tejidos en vez de protegerlos.

Esta sustancia grasa que protege y recubre a las fibras nerviosas que circulan en el cerebro y la médula espinal (la mielina), se va destruyendo por completo por esta falla inmune y con el paso del tiempo va agravando su condición.

Si las fibras están desprotegidas, la comunicación entre las partes del cuerpo comienza a ser más lenta, interferida e insatisfactoria.

Si bien las causas de la esclerosis múltiple no pueden precisarse, sí existen algunos factores de riesgo o condiciones para tener en cuenta.

Factores que podrían generar esclerosis múltiple

En primera instancia, es importante destacar que existe una población de riesgo compuesta por mujeres (tienen de 2 a 3 veces más probabilidades de contraer esclerosis múltiple que los hombres), de 16 a 55 años de edad, y con antecedentes familiares de esta enfermedad.

No es posible afirmar que están 100% relacionados a la aparición de esclerosis múltiple, pero sí son considerados factores de riesgo los siguientes puntos:

  • La región y el clima pueden tener incidencia en la aparición de esclerosis múltiple. Los lugares con temperaturas templadas presentan mayores índices de población afectada por esta enfermedad. Algunos países destacados son Australia, Canadá, el sudeste de Europa y los estados del norte de Estados Unidos.
  • Una buena nutrición es fundamental para prevenir la esclerosis múltiple. Tal es así que los bajos niveles de Vitamina D y otros nutrientes y minerales condicionan la aparición de esta enfermedad.
  • Aquellas personas que cuenten con enfermedades autoinmunitarias o infecciones de base, son propensas a contraer esclerosis múltiple. Por ejemplo, la mononucleosis infecciosa, la enfermedad tiroidea, diabetes tipo 1 o patologías intestinales.
  • Y, finalmente, las personas que fuman tabaco aumentan sus probabilidades de tener esclerosis múltiple avanzada, siendo este hábito un principal foco de riesgo.

Síntomas de la esclerosis múltiple

Los síntomas de la esclerosis múltiple dependen mucho de cada paciente y de su salud de base. En este sentido, es difícil listar un grupo de síntomas estáticos, pero sí se pueden identificar algunos signos frecuentes:

  • Entumecimientos y debilidades en extremidades del cuerpo
  • Signo de Lhermitte: es una sensación de choque eléctrico del cuello, especialmente cuando se lo inclina hacia delante
  • Marcha inestable, temblores y falta de coordinación
  • Problemas de visión: visión doble prolongada, borrosa, o pérdida parcial o completa con ciertos dolores oculares
  • Fatiga y mareos
  • Balbuceos al hablar
  • Mal funcionamiento de la vejiga, los intestinos y los órganos reproductores
  • Hormigueos en distintas partes del cuerpo

Si bien aún no existe una cura definitiva de la esclerosis múltiple, sí se pueden tomar algunos tratamientos o recaudos para aliviar las molestias que ocasionan estos síntomas.

Los pasos a seguir son siempre estrictamente personalizados, por lo que una consulta médica es el mejor curso de acción.

Complicaciones y evolución de la esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple tiene muchas variantes relacionadas a las complicaciones progresivas que van surgiendo en el paciente.

Por ejemplo, la esclerosis múltiple primaria-progresiva, en la que se experimenta un inicio gradual que va incrementando la intensidad de los síntomas y hasta implica recaídas.

Una de las consecuencias más comunes, si estas recaídas se sostienen y aumentan su complejidad, son los problemas de movilidad y de marcha. En esos casos, el paciente está ante una esclerosis múltiple secundaria-progresiva.

Según un informe realizado por la Organización Mundial de la Salud, los trastornos neurológicos y los traumatismos craneoencefálicos afectan a millones de personas alrededor del mundo.

Dentro de esta última categoría, se encuentra la esclerosis múltiple, las infecciones neurológicas y la enfermedad de Parkinson.

Se estima que cada año muere un promedio de 6,8 millones de personas de todo el mundo como consecuencia de trastornos que incluyen la esclerosis múltiple.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.