El hacker de la Policía Federal publicó documentos sobre Chocobar

El policía Chocobar recibió el apoyo del presidente Mauricio Macri
El policía Chocobar recibió el apoyo del presidente Mauricio Macri
(0)
16 de agosto de 2019  • 02:13

El hacker identificado como LaGorraLeaks2.0, que se atribuye la intromisión de los sistemas de la Policía Federal Argentina (PFA), publicó en las últimas horas un documento con información personal sobre Luis Chocobar, el agente de la Policía Local de Avellaneda que mató a balazos a un ladrón en el barrio de La Boca y que recibió el respaldo del gobierno nacional tras la polémica generada por esa situación.

Según publicó la agencia de noticias Télam, el documento filtrado es una ficha laboral en la que junto con datos personales del agente (fecha de nacimiento y domicilio) se detallan sus intentos por sumarse a la Policía Federal. Ese documento fue publicado anteayer y es uno de los tantos que desde el pasado lunes, una persona que se identifica como LaGorraLeaks2.0 ventila a través de un grupo abierto de Telegram.

El denominado caso Chocobar ocurrió el 8 de diciembre de 2017, cuando el policía mató a tiros en La Boca a un delincuente que instantes antes había apuñalado una decena de veces al fotógrafo estadounidense Frank Wolek, de 55 años.

Por ese hecho, el agente contó con el apoyo del Gobierno, al punto de que fue recibido en la Casa Rosada por el presidente Mauricio Macri antes de que la Justicia dictara una resolución en el caso en el que se evalúa su accionar. El documento sobre Chocobar se suma a una serie de datos reservados de la Policía Federal y de la Policía de la Ciudad ya publicados por LaGorraLeaks2.0, quien se adjudicó además el hackeo de la cuenta de Twitter de la Prefectura Naval. En esa red social se difundieron mensajes de un ficticio enfrentamiento entre unidades navales argentinas y británicas en el Atlántico Sur.

En el expediente filtrado por el hacker se detalla los intentos de Chocobar por incorporarse a la Policía Federal en 2012, 2015, 2017 y 2018. En el último caso, el agente bonaerense realizó su presentación luego de ser procesado sin prisión preventiva por la muerte del delincuente. En esa oportunidad, se habría descartado al postulante -según el informe expuesto- tanto por su situación judicial como por su condición física. Más allá del caso específico de Chocobar, la preocupación de las autoridades creció al dejarse trascender en las cuentas utilizadas para la difusión de esos expedientes que el sospechoso habría intrusado también la red del Ministerio de Defensa.

El anuncio que hizo el hacker
El anuncio que hizo el hacker

La información filtrada sobre la Policía Federal abarca alrededor de 5 GB de audios con escuchas telefónicas y una base de datos con 200.000 PDF que contienen información personal de agentes policiales (nombre y apellido, DNI, teléfono fijo y móvil, estado civil, edad, mail, domicilio, dependencia, cargo, situación de actividad y número de legajo). También, según constató Télam, están publicados los legajos en sí, y en ellos puede leerse además de los datos personales información detallada sobre familiares de los agentes (como nombre, apellido y DNI), los destinos a los que fueron asignados a lo largo de sus carreras, las sanciones disciplinarias que tuvieron, sus especializaciones y cursos, sumarios, cargas judiciales y embargos, entre otros datos.

El juez federal Luis Rodríguez ordenó una serie de medidas "técnicas y de campo" con el objetivo de intentar individualizar a los responsables de la intrusión informática.

"El suceso investigado involucraría el ingreso a las bases de datos de la Policía Federal Argentina, utilizando correos de internet apócrifos. Nos hallamos ante la obtención de información sensible que dispone la Policía Federal y que podría comprometer el ejercicio de su función", informó a Télam una fuente judicial con acceso al expediente.

La hipótesis interna

Una de las líneas de trabajo en la que avanza la investigación apunta a un robo interno de información, hipótesis que tienen en sus despachos los principales funcionarios del área de seguridad. Las autoridades nacionales están convencidas de que el sospechoso será detenido.

Por un caso anterior están acusados dos hackers que tomaron el control de las redes sociales de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. Los intrusos lograron vulnerar la cuenta de Twitter de la funcionaria y por ese episodio estarán sentados ante un tribunal, ya que la causa fue elevada a juicio oral y público por el juez federal Sebastián Ramos. Los imputados son Ricardo Damián Mirco Milski, de 27 años, conocido en las redes como Niño Orsino, y Martín Horacio Trabucco, un técnico informático de 45. Los investigadores de este nuevo caso, más complejo por la magnitud de los datos expuestos, sospechan de una vinculación de esas filtraciones con el hackeo sufrido por la ministra.

"Fue un ataque silencioso, se podría decir que estuve varios meses accediendo a la red de la Policía Federal", fue la respuesta obtenida por LA NACION al comunicarse con la casilla de mail que difundió el buscado hacker, que adopta el alias de Nikolái Lobachevski, un matemático y geómetra ruso del siglo XIX.

Un caso que preocupa

El hacker se haría llamar Nikolái Lobachevski, un alias que hace referencia a un matemático ruso del siglo XIX. Los investigadores estiman que la filtración de datos sensibles de la Policía Federal tiene dos posibles detonantes: una venganza interna en esa fuerza o una reacción al procesamiento de dos hackers que en 2017 habían vulnerado las cuentas en redes sociales de la ministra Patricia Bullrich. Fueron difundidos en esa oportunidad miles de archivos con datos personales de policías.

En uno de sus ataques, el hacker tomó el control de la cuenta de Twitter de la Prefectura y difundió un ficticio enfrentamiento entre unidades navales argentinas y británicas.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.