Investigan como femicidio la muerte de la hermana de un juez

Fue arrestado el esposo de la familiar del magistrado de Reconquista; una expareja del detenido está desaparecida desde 1988
José E. Bordón
(0)
20 de octubre de 2019  

SANTA FE.- Luego de ser buscada durante 24 horas, fue encontrada asesinada la hermana del juez federal de Reconquista Aldo Alurralde, y los investigadores judiciales sospechan que se trataría de un caso de femicidio. Tras el hallazgo del cuerpo, fue arrestado ayer el esposo de la mujer, un hombre de 66 años que tiene un antecedente que llamó la atención en la pesquisa: fue expareja de una mujer que figura como desaparecida desde 1988. Se habrían encontrado rastros de sangre en la casa del detenido, identificado como Daniel Fernández.

Ese hombre había denunciado un día antes la desaparición de su esposa, Ana María, de 59 años. El cadáver fue encontrado en un descampado, en el norte de esta ciudad. Por orden de la fiscal Ana Laura Gioria, del Ministerio Público de la Acusación (MPA), fue arrestado Fernández, en espera del resultado de la autopsia y de otros peritajes.

En el momento de radicar la denuncia por desaparición, ese hombre aseguró que al despertarse se habría dado cuenta de que la mujer no estaba en la casa y de que también faltaba el vehículo. Señaló ante los policías que su esposa había dejado una nota en la que avisaba su intención de mostrar a un posible cliente la casa de su madre, vivienda que estaba en venta. El hombre está jubilado y es propietario de dos remises. En tanto, Ana María tenía un hijo de una pareja anterior.

El juez federal Alurralde viajó ayer a esta ciudad, después de que su cuñado lo llamase para contarle que la esposa estaba desaparecida. El magistrado fue quien lo instó a hacer la denuncia y avisar a la policía sobre lo que por entonces se pensaba como una desaparición. El cuerpo de la hermana del juez federal fue hallado en un zanjón ubicado en inmediaciones de avenida General Paz y callejón Las Mandarinas, en jurisdicción de Ángel Gallardo, en el paraje El Chaquito, en el extremo noreste de la capital santafesina, cerca del Volkswagen Gol de color gris, que estaba a su nombre.

En principio, se creyó que la desaparición de la mujer podría tener alguna relación con la actividad de su hermano, quien en el último tiempo había recibido amenazas vinculadas a su actuación contra bandas narco que operan en el norte de la provincia de Santa Fe. El 7 de agosto pasado, el magistrado federal de Reconquista encontró un gorrión muerto cerca de la computadora ubicada en su despacho, en lo que consideró "un mensaje mafioso". El juez federal de Reconquista tuvo en sus manos importantes expedientes por narcotráfico. Entre las causas investigadas por su juzgado figura el procesamiento de una banda que operaba en Goya, en un procedimiento que derivó en 2017 en un escándalo político por la intervención del gobernador Ricardo Colombi. Sin embargo, con el correr de las horas y al sumarse pruebas en contra de la pareja de Ana María, la hipótesis de una venganza contra el magistrado se fue descartando.

De acuerdo con las primeras informaciones aportadas a LA NACION por los investigadores, con la prueba de Luminol se encontraron rastros de sangre que había sido lavada en el domicilio que compartía la víctima con su marido. Trascendió que será analizado el texto supuestamente dejado por la víctima antes de salir de su casa, en un intento de confirmar si se trata de una pista falsa dejada para encubrir el posible femicidio.

Fuentes judiciales no confirmaban anoche la presunta confesión que el detenido habría dado a la policía. Ese por ahora supuesto victimario fue expareja de la profesora de Educación Física Marta Isabel Romero, desaparecida el 23 de marzo de 1988 y cuya suerte se desconoce desde entonces. Ese episodio conmocionó en su momento a la sociedad santafesina. En ese caso, la mujer salió de su casa el 23 de marzo de 1988 para encontrarse en un estudio jurídico con su exesposo. Nunca llegó a esa cita. Su vehículo fue encontrado en el estacionamiento de un hospital.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.