De la Sota: "Firmamos el acuerdo y los policías vuelven al servicio"

Tras permanecer un día y medio acuartelados, los efectivos volverían a trabajar; un muerto, varios heridos y locales devastados, el saldo de los saqueos
(0)
4 de diciembre de 2013  • 12:46

Luego de permanecer acuartelados durante un día y medio, policías de la provincia de Córdoba llegaron a un acuerdo con el gobierno provincial y levantarían la medida de fuerza. Así lo anunció el gobernador José Manuel De la Sota en conferencia de prensa. El acuerdo eleva el salario básico de un agente a 8000 pesos.

Los efectivos habían abandonado sus puestos desde ayer a la madrugada, en reclamo por mejoras salariales y laborales. La medida desató el caos en la capital cordobesa, que vivió numerosos saqueos en supermercados y negocios en varios puntos de la ciudad. Como resultado, varias personas fueron heridas y un joven falleció tras recibir un balazo.

"Acabamos de firmar el acuerdo logrado con el letrado patrocinante y las esposas de los policías", dijo el gobernador cordobés.

"A partir de este momento la fuerza policial vuelve a estar al servicio de los cordobeses", sostuvo. "Nuestra fuerza sale por pedido de nuestro Poder Judicial a perseguir a todos los delincuentes y saqueadores", añadió De la Sota.

El gobernador dijo también que pedirán las filmaciones de todos los saqueos para que "ninguno quede impune".

"Quiero agradecer a la vicegobernadora, al jefe de Gabinete, a la ministra de Seguridad, a la plana mayor de la Policía por el empeño durante mi ausencia", sostuvo De la Sota.

También agradeció a Graciela Ocaña, a Sergio Massa, a Julio Cobos, a Mauricio Macri, a Daniel Scioli y a Antonio Bonfatti y "a todos los dirigentes nacionales que realmente reclamaron la presencia de fuerzas nacionales".

"Operaron bandas de delincuentes"

De la Sota dijo que quería transmitir tranquilidad a los policías porque, aseguró, su gobierno "cumple con lo que firma".

Por otra parte, respecto a los saqueos, el gobernador dijo que "no hubo un estallido social" sino que "operaron bandas de delincuentes que aprovecharon la ausencia policial".

"Cómo puede ser que cualquiera pueda hacerse de lo que no es suyo cuando no hay alguien vestido de azul", lamentó De la Sota y llamó a los cordobeses a "una reflexión madura" sobre la sociedad que se está construyendo.

"Sé que mi gobierno tendría que haber actuado con más dureza. Es necesario ser paciente. Podríamos haber tomado medidas pero eso habría agravado el conflicto", sostuvo el gobernador cordobés.

El conflicto

La protesta comenzó ayer , cuando policías de la provincia se acuartelaron en una sede del barrio Cerveceros en la capital cordobesa. En tanto, las mujeres de algunos de los efectivos se concentraron en la puerta del lugar apoyando los reclamos.

Durante la jornada se fueron sumando policías de otras localidades del interior de Córdoba. Voceros de los manifestantes señalaron a la prensa que los efectivos que realizaban la protesta prestan servicios en diez de los Comandos de Acción Preventiva (CAP), en la División Combustibles, la Guardia de Infantería, el Servicio Penitenciario de Bouwer, el Cabildo, Protección de las Personas, Bomberos, Caminera, Intendencia y en el interior provincial se plegaron uniformados de Villa Carlos Paz, La Falda, Río Primero, Río Cuarto, Cosquín y Villa María.

Los manifestantes le presentaron un petitorio de 14 puntos al Gobierno provincial. Entre otras cosas, exigían un salario de bolsillo de 12.000 pesos, proporcionalidad de las adicionales con respecto al sueldo, con discriminación de horas nocturnas y diurnas, además de adicional por los días feriados.

Los policías también pedían una equiparación salarial entre suboficiales superiores y oficiales en jefe; el ajuste automático del ítem que se percibe para el uniforme; pago del ciento por ciento de los recargos de servicios y el respeto por las horas de descanso, sin que sean recargados, así como mejores condiciones laborales.

Las primeras propuestas efectuadas desde el gobierno cordobés fueron rechazadas, y la protesta se mantuvo durante toda la noche y la mañana de hoy.

Saqueos

La falta de policías en las calles fue aprovechada por cientos de personas que protagonizaron saqueos en supermercados y otros locales comerciales. Los primeros saqueos ocurrieron en supermercados de los barrios SEP e Ituzaingó ayer por la tarde.

Durante la noche, los saqueos se repitieron en varios barrios de la ciudad. Supermercados, locales de electrodomésticos, locales de ropa y otros negocios sufrieron los ataques de personas armadas, muchas con armas de fuego, que destrozaron los lugares y se llevaron todo.

En algunos barrios, los vecinos armaron barricadas para evitar que los asaltantes atacaran sus negocios o entraran a sus casas. Muchos de los comerciantes que defendían sus negocios estaban armados.

Con la colaboración de Orlando Andrada

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.