Crecimiento. La producción local de drogas sintéticas amplía el mercado del narcotráfico