Ordenan indemnizar a los herederos de la familia Pomar

La familia Pomar fue hallada a la vera de una ruta provincial el 8 de diciembre de 2009
La familia Pomar fue hallada a la vera de una ruta provincial el 8 de diciembre de 2009 Fuente: Archivo
Gabriel Di Nicola
(0)
31 de agosto de 2020  • 17:13

A casi 11 años del hallazgo a la vera de una ruta provincial de los cuerpos de Fernando Pomar, de 40 años; su mujer, Gabriela Viagrán, de 36, y sus hijas, Candelaria, de 6, y María del Pilar, de 3, la Justicia ordenó al Estado de la provincia de Buenos Aires a indemnizar con $1.700.000 más intereses a dos de los herederos de la familia.

Así lo informaron a LA NACION fuentes con acceso al expediente. Pero los demandantes cobrarán el 70 por ciento del monto dispuesto porque la Justicia consideró que Pomar, como conductor del vehículo, tuvo un 30 por ciento de responsabilidad en el accidente ocurrido en la ruta provincial 31, a la altura del partido de Gahan, en el partido de Salto.

"El fallo, 11 años después de los hechos, es la prueba irrefutable que uno se muere antes de que se haga Justicia", sostuvo a LA NACION el abogado Pablo Majul, representante legal de María Cristina Robert, la madre de Viagrán.

Robert falleció hace un mes, como consecuencia de un cáncer. Murió antes de conocer el fallo de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo de San Martín que ordenó la indemnización.

Robert era una de las dos personas que demandaron a la provincia de Buenos Aires. La otra fue Franco Ricabarra, un hijo que Viagrán había tenido con otra pareja.

El auto de la familia Pomar
El auto de la familia Pomar Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk

El hallazgo de la familia Pomar se produjo después de 24 días de búsqueda. El matrimonio y sus dos hijas fueron encontrados muertos a un costado de la ruta provincial 31, camino que usaban habitualmente para ir los fines de semana de José Mármol a Pergamino.

El camino donde fue encontrada la familia y el Fiat Duna Weekend era el que habitualmente hacía Pomar. El jefe de familia circulaba siempre por la ruta 7 hasta la conexión con la ruta provincial 31, y después tomaba la 32 hasta Pergamino.

El auto de los Pomar estaba a metros de la curva conocida como Plazibat, donde en agosto de 2009, en otro accidente, murieron tres personas.

En el fallo, firmado por los jueces Ana María Bezzi y Jorge Saulquin, Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo de San Martín ordenó indemnizar a Robert y a Ricabarra por daño moral. A la madre de Viagrán le otorgaron 300.000 pesos por la muerte de su hija y $200.000 por cada una de sus nietas.

A Ricabarra ordenaron indemnizarlo con 500.000 pesos por la muerte de su madre y $250.000 por el fallecimiento de cada una de sus hermanas.

El Estado bonaerense fue demandado por el estado de la ruta donde ocurrió el accidente y la demora en el hallazgo de las víctima, al alegar deficiencias en la investigación policial y judicial.

"La falta de servicio en que incurriera el Estado provincial -a través de la Dirección de Vialidad que se materializó en los ahuellamientos [sic], falta de señalización y estado deficiente de las banquinas de la ruta provincial N° 31 a la altura de la curva Plazibat, no ha sido la única causa del hecho bajo análisis, sino que en su ocurrencia han tenido incidencia también otros factores con virtualidad suficie [sic] para erigirse en concausa del evento dañoso", se afirmó en el fallo del tribunal de alzada.

Y se agregó: "Por su parte, cabe destacar que dichas deficiencias en el deber de conservación y prevención por parte de la Dirección de Vialidad no solo encuentran acreditadas en autos, sino que han sido reconocidas por la propia demandada".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.