Berazategui: 400 casos confirmandos de gastroenterocolitis alarman a los vecinos

Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk
En 13 casos se detectó la bacteria shigella; investigan si podría encontrarse en el agua
Camila Solito
(0)
14 de abril de 2016  • 18:21

Un brote de diarrea bacteriana con 400 casos confirmados y que ya provocó la muerte de una nena de cuatro años tiene en alerta a Berazategui desde hace una semana y preocupa a toda la provincia de Buenos Aires. Mientras investigan si la bacteria está en el agua, se tomaron fuertes medidas en el municipio para evitar el contagio: dado que el 70% de los pacientes son chicos, las autoridades del municipio suspendieron las clases en 56 escuelas de esa comuna hoy y mañana.

La zona más afectada por este brote está ubicada entre la avenida Florencio Varela y las vías del ferrocarril; y entre las avenidas Eva Perón y Valentín Vergara. En ellos se están tomando muestras de agua y desinfectando los tanques.

"Los primeros casos fueron detectados el viernes a la noche e hicieron un pico de aparición entre sábado y domingo por la mañana. Son cuadros que presentan diarrea acuosa, en algunos casos con emisión de sangre y mucosidad configuando un cuadro de disenteria. Fue aislado un germen bacteriano que se llama shigella. Acabamos de detectar tres casos más en los cultivos de nuestro laboratorio", confirmó a LA NACION el director del hospital Evita Pueblo, Rodrigo Castañeda.

Por orden de la gobernadora María Eugenia vidal se estableció un comité de crisis integrado por las autoridades de Salud de Berazategui, de la Provincia y por referentes de distintos hospitales para delinear mediadas de atención y prevención. Un grupo de promotores de salud locales comenzaron a realizar encuestas epidemiológicas en los barrios más afectados, y para detectar el inicio del contagio, se realizan estudios bromatológicos a la red de agua potable. "Hasta el momento, dieron como resultado que es apta para el consumo humano". Sin embargo, los análisis sobre el agua son exhaustivos y se esperan todavía los resultados. Según fuentes del ministerio de Salud provincial. si la bacteria se registrase en el agua, hay un riesgo extra: que se propague a los alimentos.

Las autoridades de Educación y del municipio decidieron la suspensión de las clases por 48 horas, la mayoría de las escuelas están ubicadas en el casco céntrico donde se registró la mayor concentración de casos. Se trata de establecimientos educativos ubicados dentro del área delimitada entre la Avenida Florencio Varela y las vías del ferrocarril; y hacia el sur, entre las Avenidas Eva Perón y Valentín Vergara. En ellos se están tomando muestras de agua y desinfectando los tanques.

Muchos vecinos denunciaron que era producto de la rotura de un caño cloacal que había contaminado la red. La versión fue negada por el Secretario de Salud de Berazategui. "Hace un año y medio que notamos alteraciones en el agua. En aquel momento pagamos un estudio para que la analicen y estableció que estaba contaminada. Vine con un frasco [al hospital] para que vean el color del agua que sale de la canilla. Mi hijo de 21 años empezó con dolor de estómago el viernes a la noche, tuvo 42 grados de fiebre. Fuimos al centro Sabbato y de ahí lo mandaron al hospital, le sacaron una muestra de sangre y nos dijeron que teníamos que volver a Sabbato donde no le prestaron atención. Finalmente volvimos al hospital y quedó en observación un par de horas. Aún tiene diarrea", contó Darío Casas a LA NACION en las inmediaciones de hospital Evita Pueblo de Berazategui.

Valeria Córdoba está en la sala de espera del mismo hospital con su hija de 5 años. "Selena empezó a las 5 de la mañana con fiebre vómitos y diarrea. La traje enseguida para acá. Recién la vio el pediatra de guardia y me dijo que era el agua. Le dieron suero y me dijeron que me mantenga alerta", relata y agrega que desde hace unos días empezó a enviar a su hija a la escuela N°47 con agua mineral por prevención.

En el mismo hospital la pediatra de guardia Claudia Madiana quien lleva 18 años de trabajo en la institución indicó que el brote lleva aproximadamente un mes. "Por la época es normal que el número de cuadros aumente. De 10 consultas que atendemos seis son de gastroenterocolitis. Aún no podemos confirmar que la bacteria esté en el agua", dijo y agregó que uno de los casos más complicados estuvo en la Clínica del niño y la familia de Quilmes aunque proveniente de Berazategui

La shigella es una enterobacteria (tubo digestivo), cuyas características de contagio son a través del contacto interhumano (ciclo ano, mano, boca) o por consumo de elementos contaminados como agua, frutas y verduras crudas u otros alimentos que tuvieron contacto con la bacteria.

Un antecedente cercano: cuando Rojas estuvo en alerta

Hace doce años, cinco alumnos de una escuela de la localidad bonaerense de Rojas comenzaron con fiebre, vómitos, dolores abdominales muy fuertes y diarrea. En menos de una semana, más de 700 personas, principalmente chicos, tuvieron que recibir asistencia por los mismos síntomas en el hospital y la clínica privada de la ciudad ubicada en el norte bonaerense.

Familias enteras quedaban internadas por el contagio y camiones del Ejército trasladaron una planta portátil para potabilizar el agua.

La investigación epidemiológica de aquel brote de enterocolitis demostró que la causa había sido una bacteria del género Shigella. En Rojas, la bacteria estaba en el tanque de distribución del agua potable que se proveía a la población..La falta de mantenimiento de la red de distribución, la antigüedad de más de 80 años del tanque, que incluía filtraciones, y la decisión de la Dirección de Obras Sanitarias de disminuir la cantidad de cloro en el agua estuvieron entre las principales causas que determinó la investigación posterior.

El brote de shigellosis de Rojas, en marzo de 2004, terminó por afectar a 3679 personas, principalmente chicos de entre uno y cuatro años, de acuerdo con los registros epidemiológicos de ese momento y las publicaciones posteriores sobre esta enfermedad de transmisión alimentaria (ETA).

Esta mañana, la ministra de Salud bonaerense, anticipó que en Berazategui hay más de 300 casos de gastroenterocolitis diagnosticados en el hospital Evita Pueblo y confirmó la muerte de una niña de cuatro años.

Por ahora, dijo, los análisis de laboratorio indican que se trata de una diarrea aguda causada por una bacteria y que es altamente contagiosa. Preventivamente, se procedió a cerrar las escuelas dentro del área donde se concentran los casos, que es el casco central del municipio. "Estamos estudiando los pozos de agua y trabajando de manera coordinada con el municipio para poder certificar cuál es la seguridad del agua", indicó Zulma Ortiz.

Iván Insúa, director de Epidemiología de la provincia, aconsejó este mediodía en conferencia de prensa que la población consulte de inmediato en un centro de salud ante la aparición de diarrea aguda. "Necesitamos identificar la fuente de contagio para cortar el brote", reiteró el funcionario.

Con la colaboración de Fabiola Czubaj

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.