Coronavirus en Córdoba: el geriátrico donde hay 32 contagiados ocultó una muerte por problemas respiratorios antes del foco

Todo el corredor de Sierras Chicas está con controles sanitarios y en emergencia epidemiológica.
Todo el corredor de Sierras Chicas está con controles sanitarios y en emergencia epidemiológica.
Gabriela Origlia
(0)
13 de abril de 2020  • 14:40

CORDOBA. El Gobierno de Córdoba denunció penalmente al dueño del geriátrico Santa Lucía de Saldán por haber omitido declarar ante las autoridades sanitarias provinciales que tres días antes de iniciado el foco por el que hay 32 personas contagiadas de Covid 19 murió una paciente "por una enfermedad respiratoria". Podría ser ese el origen de la cadena epidemiológica y no el médico que dio positivo; sus parientes están siendo testeados por la Provincia. Los datos fueron confirmados a LA NACION por el ministro de Salud Diego Cardozo.

"El cadáver no puede ser exhumado –dijo Cardozo-. Estamos testeando a la familia y hemos completado 500 test en el corredor de Sierras Chicas al personal de Salud de los tres niveles. No sería terminante en decir que el médico es el origen del contagio. Queremos tener toda la investigación epidemiológica terminada".

Ayer el médico Lucas Figueroa –él dio su nombre en un comunicado que lleva su firma- dijo que de los tres lugares donde atiende, únicamente en el Geriátrico de Santa Lucía han dado casos positivos de Covid-19. Cardozo confirmó que los tests realizados a sus pacientes en consultorios, dieron negativo.

El comunicado agrega que previendo "la grave situación que se aproximaba y la alta vulnerabilidad a la que se encuentran expuestos los adultos mayores y la institución misma, propuse al Director Médico que organizara y se anticipará a la contingencia. Sugerí definir un protocolo de acción con el propósito de prevenir y normatizar las acciones adecuadas. Lamentablemente, no consideró pertinentes mis sugerencias".

Según su relato, en el geriátrico "no había elementos de protección, no había alcohol en gel y las manos se las secaban en una toalla comunitaria o en los ambos, solo ponían un rollo de papel por día para secarse las manos. No prepararon adecuadamente al personal. No se definieron las zonas de aislamiento y circulación. No restringieron a tiempo el acceso de visitas, cuando debió hacerse anteriormente".

La denuncia de la Provincia alcanza al dueño del geriátrico y al director médico, a quien Figueroa acusó de "mentir impunemente". Ayer LA NACION intentó comunicarse con el director Marcelo Lázaro, pero no estaba en el geriátrico y el personal señaló que le avisaría. Nunca devolvió los llamados.

Desde el inicio el médico insistió en que él podía haberse contagiado de un paciente y no a la inversa; el viernes comenzaron los testeos de los pacientes cuando algunos -señaló Cardozo- presentaron fiebre. Una posibilidad es que alguna visita antes de que se hayan prohibido les hubiera transmitido el virus.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.