Coronavirus: "Se me moría en los brazos", el doloroso relato de la mamá del cordobés que murió en España

La mujer dice que el coronavirus mató a hijo rápidamente y denuncia negligencia del sistema de salud de España
La mujer dice que el coronavirus mató a hijo rápidamente y denuncia negligencia del sistema de salud de España
(0)
31 de marzo de 2020  • 11:03

"Se me moría en los brazos" , dice Myriam mientras describe la terrible forma de fallecer de su hijo , Iván Chamorro , víctima de coronavirus Covid-19 . La mujer brindó su desgarrador testimonio durante una entrevista a través de una video llamada desde Palma De Mallorca, España, donde la enfermedad ya se cobró la vida de 8189 personas, mientras los contagios se dispararon hasta ascender a 94.417 .

"Fue cremado y hoy nos entregaron las cenizas [por ayer]. No pudo haber velorio y estamos muy shockeados con todo esto todavía", explica Myriam en diálogo con Guillermo Andino para el programa Informados de todo (América) .

Iván murió el lunes 23 de marzo, pocos días después de contagiarse de coronavirus. Según su madre: "Él se contagió en el colegio. Él iba a un centro de día donde tenía unas actividades para chicos como él y hacían rehabilitación, salidas, para que se mantengan en movimiento, para que socialicen".

Myriam sostiene que "no detectaron el foco rápido". Y agrega: "En 24 horas había cuatro enfermos positivos. En cuatro días se murió el primer chico, el segundo que murió fue mi hijo".

"Fue tremendo porque lo internamos la madrugada del lunes de la semana pasada [16 de marzo] y fue una cosa terrible porque se lo devoró el coronavirus", dice la mujer que tiene siete hermanos viviendo en la Argentina y agrega: "Si hay algo que tengo en la mente es que ustedes están a tiempo todavía de no pasar por semejante desgracia".

"Se me moría en los brazos"

Como testigo presencial, Myriam explica que la enfermedad mata rápido, incluso a las personas jóvenes. "Él se contagió, enseguida tuvo neumonía, el jueves lo vio el médico y en principio estaba bien. Nos dijeron que no hacía falta internarlo ni nada . El domingo lo volvieron a ver, pero como estaba tan mal lo llevamos nosotros mismos el domingo a la noche. Ya a la madrugada lo internaron y de ahí no salió", dice.

La madre de Iván también explica que, de un día para el otro, el coronavirus esfuma la esperanza. "Entre la madrugada del lunes y el miércoles a la mañana nos habían desahuciado por completo. Ellos nos dijeron que no había más nada que hacer. Que no se podía intubar porque hubiera sido mortal. No iban a ponerlo en terapia intensiva, o sea que había que hacerle cuidados paliativos y ver cómo se me moría en los brazos", relata.

Mala comunicación y desidia. "Encima nos pasaron a positivo, que es una planta totalmente aislada, y ellos nos dijeron 'ustedes no pueden entrar porque aquí solamente están los positivo'. Yo no había sido comunicada que él ya estaba positivo. Yo sospechaba, pero a mí nadie me dijo nada. Una negligencia total, porque a las 14 tenían que decirme el resultado de la prueba y a las 20 me cambian de planta sin decirme absolutamente nada", dice Myriam.

"Llegué ahí y, cuando veo todo bloqueado y toda esa gente con todas esas cosas, evidentemente, y viendo como estaba mi hijo, me di cuenta en el acto. Y les digo 'perdón, ¿en esta planta solo positivo?'. Me responden: 'Sí, solo positivo'. Ahí me desayuné que mi hijo iba a esa planta", continúa describiendo la mujer.

Luego le dijeron a Myriam: "Usted no puede entrar". Pero ella se rehusó a dejar a su hijo agonizar solo: "Yo entro. Él solo no se va a quedar. Primero, porque tiene tres añitos de edad mental y, si se asusta, se va a arrancar la vía y se se va arrancar todo" . Y agrega: "Y daba mucho trabajo colocarle, había que tenerlo muy fuerte porque él era grande y tenía mucha fuerza".

La mujer también describió la mala atención que recibió su hijo de los médicos a domicilio y del servicio de emergencia. "Él empezó con fiebre el jueves 12, ese mismo día vino el médico a casa y fue terrible porque me dijo: '¿Por qué no nos avisó? Tendríamos que haber venido con otro equipamiento, pero a este chico no hay que hacerle nada. Hay que dejarlo acá'. Nos hicieron sentir mal hasta de haber llamado", relata la madre de Iván.

Finalmente, Myriam agrega que "el viernes se agravó el cuadro de Iván. Llamamos, pero no nos atendió nadie el teléfono de urgencias. Y el sábado, la doctora le dijo a mi marido que si la fiebre de 39,5º le bajaba con paracetamol había que esperar. Él ya tenía neumonía grave".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.