De alta y con oxígeno. Se recupera el paciente con una afección pulmonar asociada con el uso del cigarrillo electrónico

El joven estuvo internado en terapia intensiva
El joven estuvo internado en terapia intensiva Fuente: Archivo
Fabiola Czubaj
(0)
30 de octubre de 2019  • 14:47

El joven de 30 años que estuvo internado en terapia intensiva de una clínica porteña por una afección pulmonar asociada con el uso del cigarrillo electrónico recibió el alta y se recupera en su casa. Dejó el lugar con oxígeno suplementario y algunas recomendaciones clave para su mejoría: como no volver a fumar ni exponerse a la contaminación ambiental. Si necesita salir de casa, debe hacerlo con barbijo.

El caso, que es el primero en el país de una afección pulmonar asociada con el vapeo, se conoció recién hace una semana. La médica tratante, Roxana Berenguer, que es neumonóloga y broncoscopista, confirmó a LA NACION que el paciente recibió el alta el viernes pasado por la tarde.

El joven había fumado cigarrillos comunes durante 15 años. Hacía siete meses, quiso dejarlos y optó por empezar a vapear con un dispositivo electrónico. En los últimos tres meses, de acuerdo con el relato de la especialista, empezó con dificultad para respirar.

"Cada vez que daba una pitada, me sentía peor, me quemaba el tórax", le precisó el paciente a Berenguer, que trabaja en varios centros privados y en el Hospital de Clínicas.

Hace aproximadamente un mes, luego de estudios que le hicieron en una clínica que le corresponde por su obra social, quedó internado de inmediato en la unidad de terapia intensiva. La insuficiencia respiratoria afectaba ambos pulmones. Los estudios indicaron que padecía de proteinosis alveolar pulmonar, una afección conocida, pero poco común, que se produce por la acumulación de proteínas y lípidos en los alvéolos pulmonares. Es la primera vez que se la detecta asociada con el uso del cigarrillo electrónico, un dispositivo que la Anmat prohibió en el país.

Asistencia respiratoria

Con la asistencia respiratoria en la primera internación, el paciente se sintió mejor y pidió el alta voluntaria luego del traslado a una habitación común. Con los días, su estado se agravó y consultó de urgencia a Berenguer. Esta vez, lo hizo en el Hospital de Clínicas.

La dificultad para respirara era tan grave que la especialista, según contó, indicó la internación inmediata en terapia intensiva de la misma clínica. En esta segunda hospitalización, se le hizo al paciente un lavado pulmonar total para eliminar la acumulación alveolar de proteínas.

El viernes pasado, el joven se retiró de la clínica con el alta y asistencia respiratoria mediante oxígeno suplementario de uso ambulatorio. Su evolución es buena, de acuerdo con la especialista, y deberá continuar con controles periódicos. Las autoridades de la clínica donde permaneció internado optaron por no dar a conocer el nombre del lugar ni otra información, según se indicó a LA NACION.

En Estados Unidos los médicos deben indagar si el paciente vapeó o usó cigarrillo electrónico en los últimos 90 días

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por su nombre en inglés), que llevan adelante la investigación de 1604 casos notificados en ese país por un brote de lo que denominaron enfermedad pulmonar asociada con el uso del cigarrillo o el vapeo (Evali, en inglés), elaboraron un formulario para que los equipos de salud de ese país les informen rápidamente la aparición de nuevos casos sospechosos.

En esa guía de interrogatorio clínico, los profesionales deben indagar si el paciente vapeó o usó cigarrillo electrónico en los últimos 90 días. Los síntomas a tener en cuenta incluyen dificultad para respirar (disnea), tos, dolor de pecho y otros signos del síndrome de distrés respiratorio. Los diagnósticos son enfermedades pulmonares graves no infecciosas, como en el caso argentino.

Preocupación

A través de un comunicado, la Fundación Interamericana del Corazón (FIC Argentina), expresó su preocupación ante la aparición de este caso en el país. Aún se desconoce si, ante el alerta que hay por Evali en Estados Unidos y Europa, la clínica porteña lo notificó a las autoridades sanitarias para detectar posibles nuevos casos.

"Instamos a la Secretaría de Salud a implementar la normativa vigente y a que, en paralelo y con urgencia, informe a la población sobre los riesgos a la salud que conlleva el consumo de cigarrillos electrónicos", indicó Marita Pizarro, codirectora de FIC Argentina.

A la vez, el comunicado recuerda que "todas las prohibiciones inherentes al uso de productos de tabaco dispuestas por la ley nacional de control de tabaco afectan también a estos dispositivos", a pesar de que "los cigarrillos electrónicos se promueven y comercializan en el país, y su uso aumentó en los últimos años".

En septiembre pasado se conocieron en el país los resultados de la nueva edición de la Encuesta Mundial sobre Tabaco en Jóvenes de la Organización Mundial de la Salud/Organización Panamericana de la Salud: usa el dispositivo electrónico el 7,1% de los estudiantes de entre 13 y 15 años, lo que es seis veces más que los adultos. El 14,4% de los menores dijo que alguna vez usó cigarrillo electrónico.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.