Dejó dos gerencias comerciales para dedicarse a la cocina para chicos