Demora una ley de precursores químicos