Dicen que no saben dónde fue atacada la joven violada

Contradictorio informe de la Policía Federal
(0)
17 de mayo de 2003  

A poco más de 24 horas de conocida la noticia de una aberrante violación en pleno centro de la ciudad de Buenos Aires, la Policía Federal no parece estar en condiciones de asegurar exactamente el lugar en el que se cometió el incalificable ataque ni tampoco aportar precisiones que permitan esclarecer el hecho.

Hasta anoche las informaciones encontradas alcanzaban hasta a la nacionalidad de la víctima que, en un primer momento, se informó como alemana para luego cambiarla por uruguaya.

A estar de los trascendidos policiales, hasta el momento, sólo un hecho parece irrefutable: una joven de 19 años fue violada en Recoleta por un atacante solitario.

La policía dio ayer a LA NACION una versión diferente de la difundida anteayer por la misma fuerza. Tal como informó LA NACION en su edición de ayer, fuentes policiales indicaron que el jueves último, a las 2, un individuo subido a una bicicleta abordó a una joven de origen alemán que esperaba un colectivo, sobre los islotes de la Avenida del Libertador, a metros de la avenida Callao.

Después de amenazarla con un arma -según las mismas fuentes- el delincuente obligó a la joven a dirigirse hacia un terraplén del ex ferrocarril Mitre, detrás del parque Thays, donde la sometió sexualmente.

Sin embargo, y en medio de una gran reserva -y con la explicación de que no se quiere alertar a quien consideran culpable del hecho- la policía contradijo ayer lo informado y reveló que la joven no es alemana, sino uruguaya, con apellido de ascendencia alemana . Y que el lugar donde la víctima esperaba el colectivo es frente al centro comercial Buenos Aires Design, ubicado en Azcuénaga y Pueyrredón, del barrio de Recoleta, aunque no precisaron si la parada corresponde a la calle Azcuénaga o a la avenida Pueyrredón.

¿Dónde fue?

El lugar donde la joven fue abordada no es un dato menor. Aunque la violación tuvo lugar en jurisdicción de la División Mitre, de la Dirección General de Seguridad del Transporte, el hecho comenzó cuando la víctima esperaba el colectivo.

Si la joven aguardaba el ómnibus en las avenidas del Libertador y Callao -como indicaron las primeras informaciones-, la jurisdicción correspondiente es la comisaría 17a.; si el sitio es frente al complejo Buenos Aires Design, la competencia es de la comisaría 19a.

LA NACION se comunicó con ambas comisarías. En la 17a. negaron tener competencia; en la comisaría 19a., pese a los reiterados intentos, el comisario a cargo no estuvo disponible para contestar las llamadas durante la tarde y parte de la noche de ayer.

Según trascendió, la joven se presentó ayer a declarar ante la fiscalía.

Ayer por la tarde, vecinos de Recoleta se mostraron preocupados por la creciente inseguridad que viven en la zona que rodea al parque Thays.

"La gente ya no va al parque a tomar sol. Tiene miedo.", dijo Gastón, propietario de un quiosco en Libertador y Ayacucho. "Si quieren que los vecinos nos encarguemos de la seguridad, entonces esto va a ser el Lejano Oeste", protestó Teresa, dueña de una librería situada frente al parque.

"Todos los días ponemos un móvil, que está las 24 horas", respondieron en la 17a. "En esta comisaría no hay una cantidad de hechos denunciados que motiven la necesidad de implantar una vigilancia especial y permanente", contestaron en la comisaría 46a., con jurisdicción sobre el parque Thays.

Ibarra

  • LA NACION intentó comunicarse ayer con el jefe de Gobierno, Aníbal Ibarra, para conocer las respuestas que el Ejecutivo ofrece ante la inseguridad en las calles de la ciudad. A través de sus voceros, Ibarra se excusó porque dedicó su día a atender reuniones sobre el futuro político de su fórmula, ya que Daniel Filmus sería candidato a ministro de Educación de la Nación.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Sociedad

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.