Las frases célebres de José de San Martín en su aniversario

San Martín falleció el 17 de agosto de 1850 con muchos conflictos económicos y en soledad.
San Martín falleció el 17 de agosto de 1850 con muchos conflictos económicos y en soledad.
(0)
16 de agosto de 2019  • 15:51

Nuestro prócer José de San Martín es uno de los hombres más recordados en la historia de Iberoamérica por ser uno de los grandes libertadores del continente. Nacido en Yapeyú, Corrientes, demostró a lo largo de su vida y su impecable trayectoria militar el talento para la liberación de pueblos y para el arte de la guerra.

A José de San Martín se le atribuye su especial colaboración y autoridad en la independencia de nuestro país, proclamada en 1816, así como también de Chile en 1818 y de Perú en 1821.

El 17 de agosto de 1850, San Martín, con muchos conflictos económicos, muere en el exilio. A raíz de su fallecimiento, este sábado se conmemora la vida y obra del militar y, aunque el feriado se pasó para el lunes, será razón para uno de los últimos fines de semana largos del año.

San Martín, que fue uno de los protagonistas más importantes de nuestra historia, también lo fue de Chile y de Perú.
San Martín, que fue uno de los protagonistas más importantes de nuestra historia, también lo fue de Chile y de Perú.

Aquí algunas de sus frases más célebres:

  • Serás lo que debas ser o no serás nada.
  • La biblioteca destinada a la educación universal, es más poderosa que nuestros ejércitos.
  • El hombre bajo todo gobierno será el mismo, con las mismas pasiones y debilidades.
  • Al Ejército de los Andes queda la gloria de decir: en 24 días hicimos la campaña, pasamos las cordilleras más elevadas, concluimos con los tiranos y dimos libertad a Chile.
  • Un buen gobierno no está asegurado por la liberalidad de sus principios, pero sí por la influencia que tiene en la felicidad de los que obedecen.
  • Compañeros juremos no dejar las armas de la mano hasta ver al país enteramente libre o morir con ellas como hombres de coraje.
  • No hay revolución sin revolucionarios.
  • La patria no hace al soldado para que la deshonre con sus crímenes.
  • Si hay victoria en vencer al enemigo, la hay mayor cuando el hombre se vence a sí mismo.
  • En defensa de la patria todo es lícito menos dejarla perecer.
  • Uno debe saber vivir con el dinero que tiene.
  • No esperemos recompensas de nuestras fatigas y desvelos.
  • Sólo quiero tener leones en mi regimiento.
  • Una derrota peleada vale más que una victoria casual.
  • La conciencia es el mejor juez que tiene un hombre de bien.
  • Mi sable nunca saldrá de la vaina por opiniones políticas.
  • Cuando la patria está en peligro todo está permitido, excepto no defenderla.
  • Si somos libres, todo nos sobra.
  • Mi nombre es lo bastante célebre para que yo lo manche con una infracción a mis promesas.
  • Hace más ruido un hombre gritando que cien mil que están callados.
  • La soberbia es una discapacidad que suele afectar a pobres infelices mortales que se encuentran de golpe con una miserable cuota de poder.
  • Mi mejor amigo es el que enmienda mis errores o reprueba mis desaciertos.
  • Mi juventud fue sacrificada al servicio de los españoles; mi edad mediana al de la Patria; creo que me he ganado mi vejez.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.