¿El argentino es sospechoso?

Por Mex Urtizberea Especial para lanacion.com
(0)
30 de abril de 2010  • 01:46
Fuente: LANACION.com

Estamos viviendo una época de sospechas. Sospechan algunos periodistas del Gobierno, y el Gobierno de esos periodistas. Todos sospechan de los afiches contra periodistas. Sospecha Cris Morena que le roban los programas. Sospecha la derecha de la centro izquierda, la centro izquierda de la derecha, la izquierda de todo, y la izquierda de la izquierda misma. Sospechan que en el nuevo "Bailando por un sueño" todos van a sospechar de todos. Sospechan los diputados que dan quórum de los que no bajan, y éstos, a su vez, sospechan que los que sí bajan, tienen un plan horrible. Sospechan que Shakira plagió la canción del Mundial. Sospechan en Boca, sospechan en River. Sospechan en Las Heras. Sospechan algunos que Obama es negro, y otros sospechan que no es tan negro. Todo el mundo sospecha. Y no está mal sospechar. Es sano. De todo el mundo. Pero sospechar de todos implica mucho trabajo, salvo que se contrate a alguien que sospeche por usted, comúnmente llamado guardaespaldas. Pero como no todo el mundo tiene guardaespaldas, lo que voy a hacer es darle algunos consejos para detectar de qué gente hay que sospechar, y de cuál no.

- Si usted ve a un hombre joven, de tez tirando a morena, con conjunto y zapatillas deportivas, sospeche. Una de dos, o es un atleta o es un ladrón. Una táctica fácil para saber de qué lado de la ley se encuentra es sacarle el tema del Mundial. Se le puede consultar: "Disculpame, ¿vos preferís jugadores como Blas Armando Yuta y Antonio Ubaldo Rati o más bien jugadores como el Punga Messi y el Caco Torres?". Si él contesta lo primero, sospeche, esta gente siempre oculta sus verdaderas intenciones. Si contesta lo segundo, sospeche aún más, y llame al 911.

Fuente: LANACION.com

- Si usted está por cruzar la calle, y se le acerca una persona ciega pidiéndole que lo ayude a cruzar, sospeche. Detrás de esa fachada, puede ocultarse un criminal. En este caso, puede hacer algunas insinuaciones para confirmar o no su ceguera. Por ejemplo le dice: "¡Cómo llueve!". Si él se asombra y le dice que no hay lluvia, está claro que está mintiendo, porque si no ve las gotas, cómo sabe si llueve o no.

- Si usted se detiene en un semáforo y ve venir a un limpiavidrios, con un secador chorreante de agua mugrienta, sospeche. Lo más seguro es que sea un facineroso que quiere el dinero sólo para comprarse vino y drogas. Usted puede comprobar esta hipótesis con unas sencillas preguntas: "Limpiavidrios: ¿Qué hace usted con sus momentos de ocio? A) Los evita o B) Los Uvita. Si contesta B), ya es bastante sospechoso. Pero puede seguir indagando: "Limpiavidrios ¿Cuándo prefiere ver a un caballo? A) Cuando galopa o B) Cuando falopa. Si contesta B), está confirmado, es un facineroso. Si usted quiere escuchar las respuestas sin que se dificulte por las bocinas de los autos de atrás, hágalo en lugares en donde el semáforo sea largo.

- Si usted ve un político que en un año pasó de tener un departamento en Paternal y un Duna, a tener dos BMW y una casa en un country, sospeche sobremanera. Es un corrupto. Ahora si usted ve que un empresario, en un año, pasa de tener un yate, a tener cuatro yates y un portaaviones, no hay por qué sospechar, seguro que es muy hábil en los negocios.

Siguiendo estos consejos, podremos estar más tranquilos, rodeados de gente común, realmente valiosa. Y recuerden, la tendencia, la marcamos entre todos.

Fuente: LANACION.com

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.