El scoring nacional favorece a choferes

Beneficia a los conductores profesionales con plazos más breves de inhabilitación y con la mitad del tiempo para recuperar los puntos
Ángeles Castro
(0)
16 de mayo de 2011  

La presidenta Cristina Kirchner acaba de firmar un decreto para instrumentar a nivel nacional el sistema de licencia con puntaje en el que beneficia con castigos más leves a los colectiveros, camioneros y taxistas que a automovilistas comunes. La norma, que otorga la ventaja de plazos más breves de inhabilitación a los choferes profesionales, provocó un fuerte rechazo entre asociaciones civiles dedicadas a la seguridad vial.

Se trata del decreto 437/2011, publicado en el Boletín Oficial de la Nación el 14 de abril pasado y entrará en vigor a los 60 días hábiles (el 7 de julio), aunque su instrumentación depende de la posterior adhesión de las provincias y los municipios. El texto estipula que cuando un conductor pierda por primera vez los 20 puntos asignados a su carnet por infracciones acumuladas (ver aparte) quedará inhabilitado para conducir por 60 días; el plazo aumentará a 120 días la segunda vez, y la tercera, 180 días. Luego se irá duplicando, sucesivamente.

Pero, según otro inciso del artículo 4 del anexo II del decreto, estas penalidades "serán reducidas a la mitad en los casos en que se trate de licencias de conducir profesionales". A cambio de este beneficio, el texto impone a los choferes de esta categoría la obligatoriedad de realizar y aprobar cursos de seguridad vial.

Asimismo, el decreto 437/2011 prevé que cada dos años los automovilistas puedan efectuar cursos de seguridad vial para recuperar puntos perdidos, mientras que los choferes profesionales pueden recurrir a esta opción con una periodicidad anual.

Las ventajas obtenidas por camioneros, colectiveros y taxistas chocan con otras normas, que estipulan mayores exigencias para los conductores profesionales, como la ley nacional de tránsito N° 24.449, reglamentada en el mismo decreto 437/2011. Por ejemplo, en las mediciones de alcoholemia a un particular se le toleran hasta 0,5 g por litro de sangre, mientras que los choferes de "vehículos dedicados al transporte de pasajeros, de menores y de carga" no deben tener rastro alguno de alcohol en sangre.

"El decreto se aparta notoriamente del criterio genérico de la normativa de tránsito, que es mucho más dura con el conductor profesional que con el particular. Es precisamente la profesionalidad del chofer la que determina las mayores exigencias, porque tienen como injerencia desempeñar un servicio público [colectivos] o vital para la economía [camioneros, cargas peligrosas]. Habría que pedir explicaciones por esta flexibilización y propiciar que se revea", dijo Eduardo Bertotti, director del Instituto de Seguridad Vial (ISEV).

"Nosotros fuimos consultados por la Agencia Nacional de Seguridad Vial [ANSV] hace ya dos años sobre un borrador de esta reglamentación. Evidentemente, consultaron por pura formalidad, porque no tuvieron en cuenta nuestras observaciones. El chofer profesional tiene que ser un ejemplo y mejor conductor, sin privilegios; los plazos de inhabilitación deben ser iguales para todos. Además, si a un conductor profesional le descuentan dos veces todos sus puntos, debe perder su condición de profesional, o sea, no debería haber una tercera oportunidad", señaló a La Nacion Alberto Silveira, presidente de Luchemos por la Vida.

Silveira también cuestionó que la norma contemple un período de sólo 180 días de inhabilitación para los conductores particulares que, por infracciones, pierdan todos los puntos por tercera vez.

En la Capital, donde el sistema de puntos rige desde hace casi dos años y medio, la primera vez que pierde todos los puntos el conductor tiene la posibilidad de recuperarlos mediante la realización de un curso de seguridad vial; de lo contrario, queda inhabilitado por 60 días. La penalidad es la misma para choferes particulares y profesionales.

La segunda vez, la inhabilitación es de 180 días y además debe realizar el curso. La tercera vez, el período de prohibición de conducir crece hasta dos años -tal como reclama Silveira que ocurra con el scoring nacional- y se le suma el curso. A partir de la cuarta, la veda alcanza los cinco años más el curso, sin distinciones entre conductores de diferentes categorías.

"Creo que tampoco debe haber diferencias entre particulares y profesionales en el scoring nacional. El profesional tiene el atenuante de que está expuesto a más riesgo de cometer infracciones porque pasa ocho horas manejando por día; como contrapartida, al ser profesional, se presume que está capacitado para cometer menos errores. Entonces, no debería la ley ser benevolente. El sistema debe ser igual para todos", sostuvo Fabián Pons, del Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi).

Las objeciones no son arbitrarias. Según las estadísticas del Cesvi de 2010, hay camiones involucrados en un 30% de los accidentes registrados en el país. En lo que va de 2011, según datos del SAME, en la ciudad murieron tres personas atropelladas por colectivos, mientras que otras 38 recibieron heridas en choques de los que participaron colectivos. La semana pasada, la Legislatura porteña aprobó una reducción para las velocidades máximas de los colectivos.

Como el modelo español

Desde la ANSV, el organismo creado en 2008 como autoridad de aplicación de las políticas y medidas de seguridad vial nacionales, dijeron a La Nacion que el decreto reglamentario se basa en el "modelo español", que contempla castigos menores para los conductores profesionales (ver aparte). Se trata del real decreto N° 12.458, que regula el scoring en España, y en su artículo 4 reza, para el caso de pérdida de vigencia del permiso de conducir por anulación de puntos, que "el titular no podrá obtener un nuevo permiso hasta transcurridos seis meses", aunque el "plazo se reducirá a tres meses en el caso de conductores profesionales".

También establece que, si durante los tres años siguientes de recuperada la licencia, se vuelve a perder la totalidad de los puntos asignados "no se podrá obtener un nuevo permiso hasta transcurridos los 12 meses", período que "se reducirá a seis meses en el caso de conductores profesionales".

El fundamento para la reducción de las penas, tanto en la regulación española como en el decreto 437/2011 local, reside en que, mediante la inhabilitación, se amenaza la fuente de trabajo del conductor. No obstante, la legislación ibérica resulta más dura con los choferes profesionales en otros puntos que no implican una suspensión laboral (ver aparte).

Voceros de la ANSV recordaron que también existe el antecedente de la Capital donde, si bien los plazos de inhabilitación son los mismos, la Justicia de Faltas prevé liberar del pago de la multa correspondiente cuando "la aplicación de la sanción determine el cierre definitivo de una fuente de trabajo".

En la práctica, a los taxistas porteños se les impone como castigo alternativo al pago de multas la posibilidad de realizar traslados gratuitos, destinados a pasajeros que designa el gobierno de la ciudad.

La influencia de Moyano y Viviani

La decisión de la presidenta Cristina Fernández de suavizar específicamente las sanciones por infracciones de tránsito a los conductores profesionales –conductores de camiones, ómnibus y taxis– pone de manifiesto, una vez más, la estrecha relación de la Casa Rosada con el líder de la CGT, el camionero Hugo Moyano. Su segundo, el taxista Omar Viviani, ya había presionado al gobierno porteño para que los choferes de autos de alquiler no fueran penalizados en la Capital con la pérdida de la licencia y, de hecho, obtuvieron una ventaja: la posibilidad de hacer viajes gratuitos a personas con necesidades especiales.

LAS SANCIONES

La licencia única ?tendrá 20 puntos. ?Y se le restarán:

20 PUNTOS POR:

  • Participar u organizar picadas.
  • Conducir estando inhabilitado o con habilitación suspendida.
  • 10 PUNTOS POR:

  • Negarse a someterse al correspondiente test de alcoholemia o de drogas.
  • No cumplir con las obligaciones legales para partícipes de accidente de tránsito.
  • Transportar escolares o menores de 14 años en infracción a las normas reglamentarias.
  • Circular a contramano, por los separadores de tránsito o fuera de la calzada (excepto la banquina en caso de emergencia).
  • Dar positivo en los exámenes de alcoholemia y drogas.
  • Sobrepasar sin tener la visibilidad suficiente y o iniciar una maniobra en proximidades de una encrucijada, puente, curva o lugar peligroso.
  • 5 PUNTOS POR:

  • No usar el casco en las motocicletas.
  • Violar la luz roja.
  • Violar los límites de velocidad establecidos.
  • Conducir con auriculares, hablando por teléfono o con un DVD en el habitáculo del chofer.
  • Otras faltas.
  • 4 PUNTOS POR:

  • No usar el cinturón de seguridad y otros correajes de seguridad.
  • Otras faltas.
  • Qué ocurre cuando la licencia de conducir llega a 0 puntos:

  • Por primera vez: el conductor quedará inhabilitado para conducir por 60 días.
  • Por segunda vez: el conductor quedará inhabilitado por 120 días.
  • Por tercera vez: el conductor quedará inhabilitado por 180 días.
  • Por cuarta vez y en adelante, se irá duplicando el plazo sucesivamente.
  • Todos estos plazos se reducen a la mitad cuando se trata de choferes profesionales.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Sociedad

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.