La muerte de seis chicas y dos docentes. En San Luis, el chofer se negó a declarar