"Esto es un escándalo", dijo el abogado de los familiares