Fridl Loos

El fallecimiento
(0)
27 de junio de 2000  

Falleció a los 93 años en esta ciudad Fridl Loos, artista y diseñadora nacida en Viena y que a partir de 1940 creó aquí una moda absolutamente original, utilizando por primera vez materiales como barracán o tejidos en telar del Norte, con un estilo innovador en la línea y cuidado hasta en sus mínimos detalles.

Con su marido, el arquitecto Walter Loos, diseñador de muebles y también renovador en nuestro medio según influencias de la Bauhaus y las vanguardias estéticas originadas en Austria al comenzar el siglo, constituyeron el centro de un grupo de artistas y arquitectos, entre los cuales se encontraban Amancio y Delfina Williams, Tomás Maldonado, Lidy Prati, Horacio Baliero, Bonet, Kurchan, Ferrari Hardoy, con los que mantuvieron una entrañable amistad.

Delia Garcés y Alberto de Zavalía fueron sus socios cuando abrió su primer local sobre Florida, seguido por otros en Mar del Plata, las Galerías Pacífico y Santa Fe. Contó entre sus clientas a Hedy Lamarr, cuando se inició con un negocio en Viena, y Helena Rubinstein, que la presentó en Nueva York en la galería donde expuso por primera vez sus pinturas, en 1957. En 1958 sus diseños textiles, sus modelos, témperas y collages fueron exhibidos en el Museo de Arte Moderno de Río de Janeiro. Aquí, el Instituto de Arte Moderno y el Salón Peuser exhibieron sus pinturas.

Fridl Steininger y Walter Loos habían huido de Viena y de la guerra. Algunos compatriotas pagaron el dinero en Nueva York para que pudieran ingresar, pero sus pasaportes austríacos eran considerados entonces alemanes y, a pesar de que Walter Loos realizó algunos trabajos y los dibujos de Fridl merecieron elogios, no obtuvieron el permiso para radicarse.

Se casaron y resolvieron viajar a Buenos Aires. Vivieron -ella hasta hoy, ya que su marido falleció en 1973- en el mismo departamento sobre Leandro Alem, en un edificio que ella había divisado desde el barco. Retirada desde la muerte de su marido, Fridl seguía recibiendo allí a sus amigos y compatriotas.

Diseñó vestuarios para once films argentinos, dirigidos por Alberto de Zavalía ("Veinte años y una noche", "La maestrita de los obreros" y "Concierto de almas"), Luis Saslavsky ("Eclipse de sol" y "Ceniza al viento"), Ernesto Arancibia ("Su primer baile" y "Casa de muñecas"), Pierre Chenal ("El viaje sin regreso"), Luis Mottura ("Treinta segundos de amor"), Carlos Hugo Christensen ("Los pulpos"), Carlos Schlieper ("Los árboles mueren de pie") y el último, en 1971, "Juguemos en el mundo", en colaboración con Renata Schusseim, dirigida por María Herminia Avellaneda.

Contó entre sus clientas a Amelia Bence, Marta de Oks, Lidia Satragno, Susana Rinaldi y algunas de las mujeres más elegantes de la ciudad. Aspiraba, sin embargo, a un reconocimiento de su creación como artista, de sus fotogramas y acuarelas, y el Centro Cultural Recoleta proyectaba en estos días una muestra de su obra.

Fridl Loos amaba profundamente a la Argentina y desde que llegó a Buenos Aires nunca deseó vivir en otro lugar. Dejó de existir en su departamento de Leandro N. Alem y Ricardo Rojas, acompañada por sus amigos y familiares.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.