La ciudad llamará a concurso para cubrir 700 cargos

Está destinado a puestos de niveles intermedios; buscan fortalecer la carrera dentro del gobierno
Ángeles Castro
(0)
14 de diciembre de 2009  

Durante 2010, el gobierno porteño llamará a concurso público para cubrir 700 cargos de niveles intermedios de la administración porteña, en un intento por seguir fortaleciendo la carrera y por dar continuidad a la estructura, más allá de los cambios políticos en los niveles más altos de conducción.

El ministro de Hacienda porteño, Néstor Grindetti, dentro de cuya órbita funciona recursos humanos, indicó a LA NACION que, con esta medida, no se pretende alejar al personal experimentado, sino que, precisamente, quienes hoy ocupan puestos serán los mejores calificados, ya que el puntaje reconocerá la trayectoria. Además, recibirán el consecuente aumento salarial.

Los cargos por concursarse son los que el Régimen Gerencial para la Administración Pública de Buenos Aires renombra como "director operativo" y "subdirector operativo", y los aúna en el calificativo de "cargos gerenciales". El régimen fue establecido por el anexo del decreto 679/09, previo convenio con los gremios municipales.

Más exactamente, son los puestos ubicados por debajo de los directores generales, el último escalón de los cargos políticos. Por encima de los directores generales, se sitúan, de menor a mayor jerarquía, los subsecretarios, los ministros, el vicejefe de gobierno y el jefe de gobierno.

Los directores y subdirectores operativos tendrán estabilidad por cinco años; luego deberá convocarse a un nuevo concurso. Sin embargo, será causal de remoción no superar la aprobación anual de desempeño.

Mediante el diseño del régimen gerencial para la administración pública, el gobierno pretende mejorar el rendimiento de los empleados municipales. "No vinimos a cortar cabezas, sino a lograr más eficiencia de la mano de obra", sintetizó el ministro Grindetti a LA NACION.

La administración macrista apuntó a profundizar la capacitación de los agentes porteños y a identificar a personal que no cumplía funciones o las cumplía irregularmente.

El Instituto Superior de la Carrera, que también depende de Hacienda, capacitó a 35.957 empleados (13.534 durante 2008 y 22.423 durante este año). De ellos, 436 necesitaron de dicha capacitación por ser trasladados de un área a otra de gobierno, mientras que muchos se inscribieron en diferentes cursos ofrecidos (idioma, computación, etc.).

En cuanto a la reducción de la estructura elefantiásica del Estado porteño, apenas asumió el gobierno porteño cayeron 3000 contratos políticos. Luego, desde Recursos Humanos se encaró un censo de personal, que estableció que en la administración porteña trabajan 118.648 personas. Ese número, aclaró Grindetti, incluye a los 16.099 contratados que fueron incorporados a la planta permanente hace un mes y medio.

Además, hay 646 funcionarios designados en planta de gabinete y un número no establecido de contratos de locación de servicios.

En los dos años que lleva la gestión macrista, además de los 3000 contratos que cesaron de inmediato hubo 7456 bajas de personal, distribuidas en 2959 ceses y 441 rescisiones por irregularidades, 3499 jubilaciones, 294 fallecimientos, 254 renuncias y otros cuatro alejamientos por diferentes motivos.

Sin embargo, como en el mismo lapso se realizaron 5400 designaciones en las áreas de salud y educación, el total neto de bajas suma 2056 casos. O sea que, confirmados, hay hoy 5000 agentes menos que al asumir la gestión. Por cada 1000 personas de planta permanente, la ciudad destina un promedio de 70 millones de pesos anuales, por lo que el ahorro para las arcas porteñas sería de 350 millones de pesos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.