La distancia entre lo que dice la ley y los hechos

Una norma prohíbe a los colegios negar la matrícula a discapacitados
Una norma prohíbe a los colegios negar la matrícula a discapacitados Fuente: Archivo
(0)
13 de junio de 2019  

"La normativa está, y la educación inclusiva es un derecho, pero aún hay familias que se cansan de recorrer escuelas y siempre les dicen que no. En la Argentina hubo muchos avances, pero la distancia entre lo que dice la ley y lo que sucede en los hechos todavía es larga", admite Cristina Lovari, coordinadora de Educación Inclusiva del Ministerio de Educación de la Nación .

En 2016, el Consejo Federal de Educación sancionó la resolución 311, que, entre otras cuestiones, indica que las escuelas tienen prohibido negar la inscripción o reinscripción de un estudiante por motivos de discapacidad. "Tampoco las autoridades educativas pueden obligar a un alumno con discapacidad a asistir a una escuela especial, y deben garantizar el apoyo que sea necesario para que esos chicos aprendan en igualdad de condiciones", explican desde la asociación Art. 24 por la Educación Inclusiva.

"Hay que entender que no se trata de buenas voluntades o compromisos. Son derechos, y tenemos la responsabilidad de articular los contextos para que se cumplan", dice Lovari, que reconoce como un objetivo clave la formación docente.

Por otra parte, la Argentina adhirió a la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPD), que fue incorporada a nuestra legislación mediante la creación de la ley 26.378. En su artículo 24, el texto de la CDPD señala: "Se reconoce el derecho de las personas con discapacidad a la educación. Con miras a hacer efectivo este derecho sin discriminación y sobre la base de la igualdad de oportunidades. Los Estados partes asegurarán un sistema de educación inclusivo a todos los niveles, así como la enseñanza a lo largo de la vida".

En abril pasado, el Inadi intervino en Salta a favor de Eva Godoy, una joven con síndrome de Down que cursa la carrera de Ingeniería en Recursos Naturales en la Universidad Nacional de Salta, porque desde hacía dos años la institución se negaba a hacer las adecuaciones necesarias para que ella pudiera continuar sus estudios en el tiempo pactado. "Se hizo una mediación y se llegó a un acuerdo. Además, la Facultad de Ciencias Naturales contratará a una acompañante terapéutica para que Eva tenga su asistencia durante las clases", cuenta Analía Miskowiec, directora de Asistencia a la Víctima del Inadi.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.