Le roban en su casa y lo someten a terribles tormentos y vejaciones

Dos sospechosos del hecho están presos
(0)
23 de mayo de 2003  

La escena que los policías vieron luego de forzar la puerta cerrada desde adentro fue más espeluznante aún que lo que sugerían los gritos que provenían del interior de un departamento del tercer piso de un edificio situado en Medrano al 900, de Almagro: un hombre desnudo, con las manos atadas a la espalda y caído sobre un charco de su propia sangre.

Había sido sometido a terribles tormentos; tenía el torso y sus miembros superiores e inferiores quemados con cigarrillos, uno de sus testículos casi seccionado con un objeto cortante y evidentes signos de haber sido vejado.

Sólo un instante antes, ruidos que llegaban desde el piso superior habían guiado a los uniformados hacia allí; en la terraza de una propiedad vecina los policías atraparon a dos sujetos jóvenes que intentaban huir por los techos. En su poder, además de relojes, joyas y dinero cuya procedencia no podían justificar, los individuos tenían tarjetas de crédito y débito.

Tras la entrada en el departamento y la sangrienta visión, una rápida comprobación vinculó con total certeza al dúo capturado con el terrible sufrimiento del hombre del departamento: en las tarjetas figuraba el nombre de la víctima.

Los dos sujetos -uno es paraguayo, de 22 años, y el otro, argentino, de 24- quedaron detenidos en la comisaría 9a., acusados de robo en grado de tentativa y lesiones. La víctima, de 40 años, quedó internada en el hospital Durand; su estado de shock, producto de la situación vivida, le impidió, al menos hasta el cierre de esta edición, relatar a las autoridades qué pasó.

De las distintas hipótesis que hasta el momento sopesan los investigadores del caso, una es la que tiene más fuerza por ahora: que la víctima, que vive sola, por voluntad propia franqueó la puerta de su casa a sus agresores, seguramente sin saber lo que podía ocurrirle.

Escena sangrienta

Según el relato hecho por fuentes de la investigación, a las 5.30 de ayer, vecinos de Medrano entre Rocamora y Lavalle llamaron a la comisaría 9a. para advertir que desde una casa de la cuadra provenían desgarradores gritos y pedidos de auxilio.

Una patrulla de esa seccional llegó hasta el lugar. Pero nadie atendió a su llamado en el departamento del tercer piso desde el cual, según los vecinos, se originaban aquellos gritos.

Los efectivos subieron a la terraza y, en los techos de una propiedad vecina, sorprendieron a dos sospechosos con objetos de presunto origen ilícito, producto de un robo.

Esa circunstancia, dijeron las fuentes, llevó a los policías a forzar la puerta del departamento. Cerca del acceso, en pleno living, yacía la víctima del episodio, en estado de conmoción.

La ambulancia del SAME llegó de inmediato. En el cuerpo de la víctima, según los médicos, constataron golpes furibundos, quemaduras de cigarrillo y un corte en un testículo, presumiblemente inferido con una hoja de afeitar.

Peritos de la Unidad Criminalística Móvil de la Policía Federal levantaron distintos rastros de la escena, en busca de eventuales huellas de los dos sospechosos capturados, que serán indagados hoy en los tribunales porteños.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.