Cambios en las condiciones de la licitación de la serie B. Los patacones ya no son tan seguros