Mataron a un policía para asaltarlo

Su esposa, embarazada, y su tía resultaron gravemente heridas; le quisieron robar el automóvil
(0)
4 de diciembre de 2001  

LA PLATA.- Un suboficial de la Policía Federal fue asesinado anteanoche a balazos por dos delincuentes que intentaron robarle el auto, informaron fuentes del Ministerio de Seguridad provincial.

El numerario estaba acompañado por su esposa, embarazada de ocho meses, que recibió un tiro en la espalda, y por su tía, que fue herida en la cabeza. También iban en el vehículo la hija del policía, de tres años, y su tío, que resultaron ilesos.

Fuentes de la Policía Federal afirmaron que, tras permanecer en coma cuatro durante varias horas, ayer por la mañana también murió la tía del agente. Voceros de la Jefatura Departamental de Lomas de Zamora desmintieron esa versión y aseguraron anoche que la mujer no había muerto, aunque su estado era grave.

Con este uniformado, identificado como Daniel Eduardo Maldonado, suman 52 los numerarios de la Federal asesinados en lo que va del año. De ese número, 36 murieron en actos de servicio, según voceros de dicha fuerza.

En tanto, son 31 los policías de la fuerza provincial que fueron asesinados este año. De ese total, 14 murieron mientras intentaban detener algún delito, en enfrentamientos armados con delincuentes, de acuerdo con los datos aportados por el Ministerio de Seguridad bonaerense.

El último homicidio ocurrió a las 21 de anteanoche, en Dock Sud, partido de Avellaneda, cuando el suboficial Maldonado, de 29 años, que circulaba en su Fiat Uno, bajó de la autopista Buenos Aires-La Plata, a la altura del kilómetro 9, cerca de un asentamiento de emergencia conocido como Villa Inflamable.

El policía volvía de Wilde, junto con su esposa, Isabel Copa, de 35 años; su hija, de tres, y sus tíos María Inés Melonio, de 49, y Héctor Raúl Vázquez, de 53.

En aquella localidad se había realizado una fiesta, en la casa de un familiar de Maldonado.

Aparentemente, informaron las fuentes, el efectivo se equivocó al bajar de la autopista y quiso retornar a esta vía. Para eso, tomó por una calle de tierra que -el policía no lo sabía- conduce a la mencionada villa miseria y no a un acceso.

Armados y en bicicleta

En ese lugar, dos sujetos armados que se movilizaban en bicicleta interceptaron el vehículo de Maldonado, que detuvo su marcha. Los malvivientes lo amenazaron y le exigieron que entregara el vehículo y sus pertenencias.

El suboficial -que había ingresado en la fuerza el 25 de junio de 1999 y desde entonces se desempeñaba en la comisaría 17a. de la Capital Federal- se identificó como efectivo y dio la voz de alto.

Según los voceros policiales, los delincuentes comenzaron a disparar no bien supieron que el que estaba al volante era un policía, que no habría alcanzado a usar su arma reglamentaria.

Después, los malhechores escaparon, sin concretar el robo. Incluso abandonaron sus bicicletas en el lugar. Hasta el cierre de esta edición continuaban prófugos, pese a los "intensos operativos" que según los voceros policiales se efectúan en la zona.

Maldonado recibió entre cuatro y cinco balazos y estaba muerto cuando llegaron los policías y los médicos. El velatorio de sus restos comenzó ayer, a las 18, y hoy, a las 10.15, se realizará su inhumación en el panteón policial del cementerio de la Chacarita.

Su mujer resultó herida de un tiro en la espalda y su tía recibió un balazo en la cabeza. Su hija y Vázquez estaban ilesos.

Copa, que fue trasladada al hospital Churruca, se halla en grave estado. De todas formas, su vida no corre peligro, dijeron las fuentes.

Homicidio

Daniel E. Maldonado

  • Maldonado era agente de la Policía Federal, tenía 29 años, estaba casado y tenía una hija de tres años. Su mujer está esperando otro bebe.
  • Había ingresado en la fuerza el 25 de junio de 1999, en la comisaría 17a. de la Capital Federal.
  • Su esposa, Isabel Copa, que está embarazada de ocho meses, resultó gravemente herida.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Sociedad

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.